lunes, mayo 10, 2021
Ale Vega
Ale Vega
Intenseo con las cosas que me gustan y el cine es de las que más, así nacieron mis ganas de escribir acerca de buenas películas.

Últimas Noticias

La Verdad (La Vérité) nos invita a reflexionar sobre nuestras relaciones

Cuando se es un director cuyo nombre se ha ido extendiendo por el mundo gracias a notables cintas y un particular estilo, es inevitable que la atención de la audiencia, los medios y los fanáticos se torne un poco densa: existen ya ciertas expectativas por cumplir, que aumentarán al mismo tiempo en el que aumente la calidad de los trabajos presentados.

En el caso del realizador japonés Hirokazu Kore-eda, esta “carga” proviene del gran éxito alcanzado con ‘Shoplifters’ en el 2018, película con la que no sólo alcanzó el reconocimiento de festivales importantes como Cannes, San Diego y Munich, también confirmó lo que veníamos apreciando en sus largometrajes anteriores, con los que ya había ganado buena cantidad de seguidores: Tiene el acierto de retratar las relaciones familiares con sensibilidad y honestidad, que transmite de una manera tan solemne como bella.

Con este bagaje a cuestas, el director da un vuelco en su carrera y se avoca a crear algo que no le habíamos visto: Una película situada fuera de sus tierras, y no hablada en su idioma. Nos referimos a ‘La Verdad’ (La Vérité) – conocida internacionalmente como ‘The Truth’ -, su más reciente filme, que fue estrenado en el Festival de Cine de Venecia del 2019. Tiene como protagonistas a Fabienne Dangeville (Catherine Deneuve), quien es una muy famosa actriz francesa, y a su hija Lumir (Juliette Binoche), quien es guionista y vive en Nueva York. La cinta comienza cuando ésta se traslada hacia París con Hank (Ethan Hawke), su pareja, y con la pequeña Charlotte (Clémentine Grenier), debido al próximo lanzamiento de la autobiografía de Fabienne. En este viaje, Lumir será testigo de cómo lleva su mamá la actual filmación, y tendrá, sin quererlo, la oportunidad de limar algunas asperezas que ambas se han guardado durante los años.

‘La Verdad’ sigue el trayecto ya marcado por Kore-eda de mostrar a las familias con sus vulnerabilidades y defectos. En esta ocasión, nos permite acercarnos a una madre que sabe que estuvo ausente durante el crecimiento de su hija, pero que no se siente culpable porque su carrera ha sido un éxito arrasador; a una hija que no está contenta con la forma de ser de su mamá, pero sigue intentando comprenderla y apoyarla; a una nieta que observa a su abuela más como un mito que como a un miembro de su clan, y a un yerno que no entiende bien por qué sigue siendo menospreciado. Las dinámicas entre ellos son tan ríspidas como enternecedoras, y ninguna juzga a los personajes ni a sus acciones: sólo están siendo ellos, encajando en la posición que les tocó jugar.

Para lograr que este largometraje saliera impecable, Kore-eda reunió a talentos top del mundo del cine. Juliette Binoche se acercó a él para trabajar en conjunto después de haber visto ‘Shoplifters’, lo que le dio al cineasta la idea de retomar un guion que había comenzado a escribir en 2003, que a la postre se convirtió en ‘La Verdad’. Una vez terminado, Hirokazu estaba seguro de que sólo podría poner la filmación en marcha si era protagonizada por la legendaria Catherine Deneuve, a quien le profesa idolatría desde siempre. Una vez que Deneuve llegó al proyecto, aportó las ideas para que el diálogo fuera más fluido y adecuado, y así formaron una mancuerna fuerte, que se nota mientras transcurre la película: Gracias a las similitudes entre Catherine y su papel, el resultado se convierte también en un homenaje a la trayectoria de la actriz, quien claramente lo disfruta y le saca todo el partido para lucirse en su totalidad.

Complementada con la gran cinematografía de Éric Gautier, que muestra un lujo orgánico, decadente y elegante, ‘La Verdad’ nos invita a reflexionar respecto a nuestras propias relaciones interpersonales. Ya sea un familiar, un amigo o algún amor, vale la pena cuestionar qué conlleva alejarse o reclamar, y qué hay que invertir para quedarse y perdonar. En cualquiera de los casos, el mejor camino siempre es el que nos lleva a estar en paz con nosotros mismos.

Avance subtitulado de La Verdad

Ale Vega
Ale Vega
Intenseo con las cosas que me gustan y el cine es de las que más, así nacieron mis ganas de escribir acerca de buenas películas.

Últimas Noticias

Reseñas