Síguenos

Reseñas

UN TERRIBLE SECRETO: La siempre controversial malignidad infantil

‘Un Terrible Secreto’ nos presenta la polémica acerca de si la maldad es un elemento con el que se nace.

Publicado

el

Reseña de Storm Un terrible secreto

Aunque pareciera complicado de conseguir, el cine noruego ha descubierto un diseño de distribución adecuado para llegar a salas cada vez más lejanas, incluyendo las de nuestro país. Así, hemos podido disfrutar de películas como ‘Utøya: July 22’, ‘Thelma’ o ‘The Innocents’, que han sido valoradas por su alto nivel de tensión y carga dramática, pero también por la forma en que afrontan temas ríspidos sin dejar de lado una hechura cuidada y un sello autoral. Las tres antes mencionadas son un ejemplo de que el thriller y el miedo, aun viniendo de un sitio tan alejado de México, pueden caber en el gusto del público, dejándoles deseosos de más.

Ya se encuentra en cines de nuestro país ‘Storm’, bajo el -no tan atractivo- título de ‘Un Terrible Secreto’, que justo continúa la aludida ola nórdica. Tiene como protagonista a Elin (Ane Dahl Torp), una madre que decide llevar a su hija mayor Storm (Ella Maren Alfsvåg Jørgensen) y su hijo menor Ulrik (Tarald Buran-Kjersland) a pescar cerca del bosque. No tardan en bajar del auto cuando el hiperactivo pequeño corre hacia las orillas de un risco sin supervisión, lo que derivará en un fatal accidente y una acusación trágica y temible. Elin tendrá que discernir entre proteger a Storm y creer su versión, o cuestionar qué tanto conoce a su primogénita y confía en ella.

‘Un Terrible Secreto’ es la ópera prima de Erika Calmeyer, quien comenzó a gestar esta historia desde que estuviera en la escuela de cine. Desarrollándola por más de siete años, se alía con Johan Fasting para que se encargara del guion de la misma. Forman en conjunto una trama que, como puede apreciarse en la sinopsis, esparce pistas vagas acerca del fatal suceso, y se concentra en el comportamiento de mamá e hija a partir de la duda. Son entonces Ane Dahl Torp y Ella Maren Alfsvåg Jørgensen quienes se convierten en el recurso más meritorio del filme, ya que transmiten acertadamente los sentimientos más densos y los momentos más crudos: La madre navega entre el dolor de la pérdida y la ira de la incertidumbre; mientras que Storm, con sus enormes e inquietantes ojos azules, aparenta inocencia y desconocimiento, además de miedo a las reacciones de Elin, aunque hay cierta perversidad en ella a la hora de actuar y planear.

Imagen de la película Storm 'Un Terrible Secreto'

Si bien ‘Un Terrible Secreto’ se esfuerza en distintos rubros por llevar a cabo una realización correcta, es inevitable reparar en resultados que no salieron tan convenientes como se pensaron. El largometraje se da el lujo de adentrarse a los espesos bosques y una bella casa de campo, pero ninguno de estos elementos se muestra a través de una cinematografía que los haga lucir o contrastar, lo que le resta viveza al entorno y, a su vez, esto no suma para el ojo del espectador. De la misma manera, los diálogos, que inician siendo creíbles, se van tergiversando hacia algo menos entendible y, por lo tanto, en lugar de poner a la audiencia en un humor de debate o reflexión, la dirige a una desazón difícil de digerir.

Desplegada en festivales como los de Riviera Internacional, Helsinki y Tallin Black Nights, ‘Un Terrible Secreto’ nos presenta la polémica acerca de si la maldad es un elemento con el que se nace, o se va conformando a partir de nuestro crecimiento. Es para muchos algo inverosímil pensar que los niños, eternamente personificados como castos, tengan una vena de brutalidad y sean capaces de enloquecernos con sus fechorías. Se agradece que la cinta ponga en las mentes de quien la observa una pregunta casi salvaje: ¿Soy capaz de querer a mis hijos sin importar quiénes son en realidad?

Avance latino de ‘Un Terrible Secreto’

Intenseo con las cosas que me gustan y el cine es de las que más, así nacieron mis ganas de escribir acerca de buenas películas.

Continúa Leyendo




Copyright © 2024