Síguenos

Noticias

Zero: ¿Cómo puede nada, convertirse en algo?

Publicado

el

zero feat

Es un cortometraje australiano sobre la autoestima y la discriminación, dirigido por Christopher Kezelos en 2010.

Una historia situada en un mundo en que los seres vivos, incluídos los humanos, están hechos de estambre, y en el caso de los últimos nacen con un número en el pecho; este número define su destino, siendo los 8 y 9 los más respetados y destinados a los mejores trabajos, 5, 6 y 7 la clase media con trabajos mediocres, 1, 2, 3 y 4 los menos respetados pero que aún tienen un rol dentro de la sociedad, y por último el 0, y las personas que nacen con éste, están destinados a ser marginados, sin posibilidad de conseguir un empleo, de ser parte de la sociedad, sin derecho a tener hijos, y prácticamente sin algún derecho. Sin embargo y a pesar de que las leyes intentan ponerle la vida muy difícil es capaz de sobreponerse a las dificultades y logra sorprender a la sociedad.

Cortometraje:

“Todos nacemos de la misma materia, pero no todos nacemos igual. ¿Quién serás? ¿En qué te convertirás? Algunas personas nacen para ser líderes, causando grandes cambios entre sus gentes. Otros nacen en la mediocridad, viviendo vidas que no merecen ser remarcadas. Pero, para algunos, la vida será una batalla constante, sin ninguna clase de oportunidad. Así que ¿cómo puede nada ser algo?

La escuela era el único lugar en el que Zero recibió atención. Aprendió lecciones importantes para su vida, como su valor en la sociedad, y que estaba prohibido multiplicarse a los de su importe. Algunas veces Zero se sentía un número mucho mayor, pero los niños solo querían recordarle que un cero es un cero desde cualquier punto de vista.

El camino de Zero a la vida adulta fue un camino solitario. A pesar de sus defectos numéricos, Zero pensaba que tenía algo que ofrecer al mundo. Zero nunca permitía que una mala situación le deprimiera: no quería ser un número negativo.

Fue la primera vez que Zero despertó maltrecho y magullado, pero esta vez fue diferente. Por primera vez Zero se olvidó completamente de su bajo número. Acompañado por su nueva amiga, se sentía tan importante como un Tres, o quizá incluso un Cuatro. Pero lo más maravilloso era el sentimiento de pertenecer a algo. Toda una vida de soledad que se desvanecía en el pasado, sabiendo que su amor estaba prohibido y, mientras el mundo podía continuar sin él, Zero se preguntaba cómo podría él continuar sin su amor.

El recién nacido llevaba la marca del infinito, el mayor y más respetable número que la gente había visto. Zero sabía que de la nada había creado algo verdaderamente magnifico: El Principio.”

 

Christopher Kezelos, Zero

Imágenes del corto:

zero wallpaper prison 1

zero wallpaper prison 2

zero wallpaper prison 3

zero wallpaper trash

zero wallpaper night 1

zero wallpaper nurse

zero wallpaper pond

 

Continúa Leyendo
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Copyright © 2024