The Mandalorian: Werner Herzog llamó “cobardes” a los que quisieron usar CGI para BABY YODA

Ya sea que hayas visto o no la serie de The Mandalorian, que sólo esta disponible en Disney+ de manera legal. Lo más probable es que ya conozcas a Baby Yoda gracias a que miles de personas no soportaron la tentación de publicar una imagen del entrañable personaje. Su presencia no sólo ha cautivado a la audiencia, sino también a integrantes del elenco como Werner Herzog.

Herzog interpreta a “El Cliente” una figura con planes oscuros para hacer uso de la adorable criatura verde de grandes orejas y conexión con la fuerza. Pero Herzog quedó tan obsesionado con Baby Yoda, que no tuvo problemas en encarar a aquellos que quisieron reemplazar a la creación física utilizada en el set con una versión en CGI,  efectos digitales.

Vanity Fair reporta que en una reciente función especial de la serie, el guionista Dave Filoni, quien además dirigió dos episodios de la primera temporada, reveló que Herzog actuó con desprecio al descubrir los planes de crear un Baby Yoda de efectos digitales.

Después de una toma en la que usaron a la marioneta, el equipo se preparó para otra toma adicional “en caso de que decidieran durante la postproducción que  no era lo suficientemente convincente y que una versión digital tenía que sustituirla”. De acuerdo a Filoni, Herzog tuvo una reacción sincera: “Ustedes son cobardes”, dijo el director de Aguirre La Ira de Dios. “¡Déjenlo!”.

Previamente, durante la alfombra roja de la premiere de la serie, Herzog había admitido que ver a Baby Yoda en el set lo hizo llorar. “Lo he visto en el set. ¡Y es desgarrador! Es desgarradora y hermosa. Parecía absolutamente convincente. Te hace llorar cuando lo ves. Es un logro tecnológico fenomenal pero, más allá del logro tecnológico, te quiebra el corazón. Es un logro tecnológico fenomenal pero, más allá del logro tecnológico, te quiebra el corazón”, explicó.

Para dar vida a Baby Yoda, se utilizan a dos técnicos de efectos especiales. Uno se hace cargo de los ojos y la boca, mientras que el otro se encarga de las expresiones faciales.