Tío Frank: conmovedora e inspiradora

Caer en lugares comunes ya conocidos por las audiencias puede ser perjudicial para una película, pero en Tío Frank (Uncle Frank, 2020) es bien ejecutado y vemos un pequeño giro que hará que sea entretenida y motivadora, debido a un buen guión y un elenco que cumple con el objetivo de la misma.

Beth (Sophia Lillis) se encuentra en Nueva York estudiando la Universidad, pero en el momento en que su abuelo fallece, se entera de que su tío, Frank (Paul Bettany), quien es profesor de Literatura, es homosexual y vive con su pareja Wally (Peter Macdissi), emprendiendo un viaje en carretera donde conocerá sobre el pasado de su tío y el significado de aceptar lo que eres.

La película no tarda en poner al público en contexto, pues la trama se desarrolla en una época en que la homosexualidad aún era visto como un pecado y una enfermedad por parte de la sociedad conservadora, siendo un entorno que repercute en los protagonistas; ya que en todo momento se cuestionan lo establecido como moralmente correcto por las personas, siendo algo con lo que la mayoría se podrá identificar y convirtiéndose en un filme atemporal.

Escrita y dirigida por Alan Ball (Six Feet Under, American Beauty) Tío Frank maneja muy bien los temas de los que quiere hacer reflexión, pues desarrolla a los personajes a través de situaciones que los hace cuestionar su identidad y forma de vivir que llega a ser conmovedora y entretenida en todo momento.

La duración del largometraje es el óptimo para que el interés se mantenga a lo largo de la historia, justo para no caer en repeticiones o extención innecesaria de la película, porque es suficiente para desarrollar la trama.

Un punto que provoca una mejor respuesta hacia la película es su elenco, pues cumplen con realizar un buen desempeño y recrean de buena manera a los personajes, siendo la química entre Paul Bettany y Sophia Lillis lo mejor del filme, sin dejar de lado el gran trabajo de Peter Macdissi en el papel de Wally.

Algo que remarca la grata experiencia de ver Tío Frank es el mensaje que nos deja, pues más allá de hablar sobre la opresión de la homosexualidad en una época difícil, nos trata de enseñar cómo debemos aceptar las personas que somos, no tratar de suprimir nuestra esencia solo para mantener una estabilidad en el entorno dónde nos encontramos, además de mostrarnos las consecuencias de no reconocer la identidad y lo que significa contar con el apoyo de los seres queridos, dejando de lado todo prejuicio.

Tío Frank termina siendo un agradable largometraje, que sabe manejar sus momentos de drama, gracias a su comprometido elenco y cuyo mensaje deja una sensación de reflexión sobre aceptar todo aquello que nos hace ser las personas hoy en día. Se encuentra en Amazon Prime Video.

 

Avance de Tío Frank

Fidel Mancilla
En la actualidad soy estudiante de comunicación y periodismo en la FES Aragón, tengo 20 años, he colaborado en diversos proyectos para festivales de cine. Dirigí y escribí el cortometraje "Últimos Momentos" que se proyecto en el Festival Internacional de Cine del CCH "Cecehachero Film Fest". Mi más grande meta es ser director de cine.