Tenet, para los amantes del espionaje y la ciencia ficción

Christopher Nolan es uno de los directores más reconocidos de está generación, siendo ovacionado por manejar historias tan complejas, que invita al espectador a ver más de una vez sus películas, reflejando en cada una de ellas, su pasión por el tiempo y el espacio que nos rodea. El secretismo con el que se trató a su nuevo proyecto, TENET, captó la atención de todos, ya que nadie tenía una idea sobre la trama central, rumores surgían y las expectativas seguían creciendo.

Después de una gran incertidumbre mundial, la nueva propuesta de Nolan llega con la gran esperanza de traer de vuelta al público a las salas de cine, pero, ¿Vale la pena ir al cine a ver TENET?

La sinópsis nos habla de un agente, cuyo nombre no es revelado y se le conoce como El Protagonista, a quien se le encomienda salvar al mundo de una catástrofe sin precedentes, a través de la reversión del tiempo, la cuál, intentando simplificarla, es la manipulación del flujo temporal. Ojo, no son viajes en el tiempo, es la inversión de la entropía de todo a nuestro alrededor, o sea, todo lo que se mueve, también lo hace al revés.

Con una tesis central tan complicada, Nolan intenta explicarnos de la manera más detallada y precisa todo este término físico para que podamos mantenernos al ritmo de los personajes. Logrará cuestionar todo lo que presencias en pantalla de una manera grata.

Las secuencias de acción ejecutadas en la película son estupendas, en verdad logran un impacto visual, dejando la duda sobre la realización de dichas escenas, no por su existencia en la trama, sino por lo impresionantes que llegan a ser.

Algo que es característico en las películas de Nolan en cuanto a técnica es la fotografía y la música. En TENET no es la excepción, lo que vemos y escuchamos logran transmitir un estado de emoción y mantener nuestra atención en la pantalla. Es de reconocer la música compuesta por Ludwig Göransson, está a la altura y supera las expectativas.

Sin embargo, no todo es perfecto en esta entrega, ya que los personajes se sienten un poco descuidados, no conocemos mucho de ellos, a tal grado que el personaje de John David Washington no tiene nombre, esto impide que la conexión humana con estas personas, sea muy difícil. Depende la exigencia que tengas con este tipo de detalles.

Otro punto que podría provocar comentarios negativos a la historia es su ambigüedad, parece que Nolan busca que cuestionemos todo lo que vemos con poca información a la mano. Si bien hay momentos dónde explican múltiples conceptos, algunos podrían sentirse aturdidos. Repito, depende de las exigencias de cada quien.

En la filmografía de Christopher Nolan, se han rendido homenajes a las grandes pasiones del realizador, como lo es su obsesión por el tiempo y el espacio, siendo este filme en particular un tributo al cine de espionaje. Si eres fan de películas al estilo de James Bond, debes darle una oportunidad.

Respondiendo a la pregunta inicial sobre invertir tiempo y dinero para ver está propuesta, en lo personal, es un SI definitivo. Tal vez no vas a presenciar la mejor película de la carrera de Nolan, pero si está a la altura de lo que uno espera del cineasta. Es su largometraje más ambicioso. Tiene acción alucinante, la historia te atrapa con facilidad, buscarás respuestas sobre lo que observas y saldrás satisfecho. No lo dudes, debes ver TENET en una sala de cine, no te arrepentirás.

Avance subtitulado de TENET

Fidel Mancilla
En la actualidad soy estudiante de comunicación y periodismo en la FES Aragón, tengo 20 años, he colaborado en diversos proyectos para festivales de cine. Dirigí y escribí el cortometraje "Últimos Momentos" que se proyecto en el Festival Internacional de Cine del CCH "Cecehachero Film Fest". Mi más grande meta es ser director de cine.