Robin Hood 2018 se queda sin puntería

La historia de Robin Hood será relevante mientras siga existiendo la disparidad económica. Pero eso es algo que no sabrías si ves esta nueva versión del arquero de Nottingham. Este Robin Hood es un recuento sencillo de la clásica historia con un confuso diseño, escenas de acción decepcionantes y una narrativa débil que tristemente no le hace justicia a su elenco. Merecían algo mejor.

La historia del noble inglés que roba a los ricos para dar a los pobres es tan conocida en la actualidad que más le vale a cualquier director aportar algo nuevo al legado del personaje, sobretodo cuando un estudio le otorga su confianza y varios millones de dólares.

La nueva versión del director Otto Bathurst (Margot) protagonizada por Taaron Egerton (Kingsman) parece haber aceptado el desafío para después tirarlo al suelo y pisotearlo en repetidas ocasiones, sólo en caso de que intente levantarse. Esta nueva película brinda estilos modernos de narración y un elenco carismático, peo no ofrece ninguna perspectiva interesante sobre el Robin o sus aventuras. Podría decirse que es la primera película de Robin Hood sin un objetivo o razón de existir.

“Escucha” nos dice el narrador al principio. “Olvida la historia, olvida lo que has visto. Olvida lo que sabes.” El narrador incluso dice que no puede decirte en que año sucedieron los eventos porque simplemente no lo recuerda…

Por lo general evito hablar de spoilers, pero en esta ocasión son necesarios para ilustrar el nivel de la trama.

En esta versión Robin de Loxley es un hombre acaudalado con poder y en una larga relación con Marian (Eve Hewson). Pero su vida se viene abajo cuando es reclutado para pelear en Las Cruzadas, un conflicto militar a medio mundo de distancia. “Mientras más rápido ganemos esta guerra,” grita el capitán de Robin, “¡Loxley obtendrá lo que más desea, regresar con su amada.!” Eso es algo muy extraño para decirle a un pelotón de soldados. Aún si a todos les cae bien Robin.

La parte de Las Cruzadas es la parte más interesante de la película. Las armas mostradas y las secuencias me llevan a afirmar que MUY PROBABLEMENTE no es lo que en realidad sucedió, pero al menos es algo que no hemos visto antes.

Jamie Dornan en Robin Hood.

Robin casi es asesinado por Yahya (Jamie Foxx) pero luego se gana su respeto cuando intenta (y falla) salvar a su hijo de ser ejecutado por los hombres de Robin. Robin regresa a casa avergonzado, pero las cosas han cambiado. Lo declararon muerto desde hace años, su casa está en ruinas y Marian se volvió a casar con el personaje de Jamie Dornan.

Al ver que el Sheriff (Ben Mendelsohn) esta dejando a todos en la pobreza con sus altos impuestos, Robin y Yahya se convierten en vigilantes para robar todo el dinero y dárselo a Marian. Entonces Marian le dice a Robin que eso es una idea estúpida y que debería dárselo a los pobres, así que eso es lo que hace.

Ben Mendelsohn en Robin Hood.

Si viste la versión de Disney de Robin Hood, puedes insertar aquí todo lo que sucede después.

Cuando salió el avance, varios pensaron que esta versión del forajido sucedía en algún bizarro futuro, principalmente por las elecciones de vestuario. No son medievales, pero tampoco son modernas. No hay consistencia en el diseño de vestuario y me muero por saber en los extras del Blu-ray cómo defienden este desastre.

Lo único que salva a Robin Hood de ser un fracaso completo es su elenco que logra hacer mucho con muy poco. Taaron Egerton tiene un encanto natural, ideal para no odiarlo como ladrón o aparente culpable de la muerte de tu hijo. Mendelsohn le agrega más profundidad al Sheriff de Nottingham que la que en realidad necesita, así que cuando revela su trágico pasado en verdad te sientes mal por él. Hasta hubiera deseado que el fuera el protagonista. Como lo que hizo Disney con Maléfica.

Todos los actores de Robin Hood hubieran estado perfectos en OTRA película de Robin Hood, pero esto es lo que decidieron darnos los guionistas Ben Chandler y David James Kelly, que por cierto termina con un decepcionante teaser de una secuela que se asemeja más al final de temporada de una serie de TV cancelada que a un emocionante blockbuster. Y créanme NO HABRÁ SECUELA.

Lo que dice la crítica de Robin Hood

Avance subtitulado de Robin Hood

  • 8
    Shares