lunes, enero 24, 2022
Ale Vega
Intenseo con las cosas que me gustan y el cine es de las que más, así nacieron mis ganas de escribir acerca de buenas películas.

Últimas Noticias

Reseña: ¿Qué vemos cuando miramos al cielo?

El retrato de la cotidianeidad en una película no es nunca una tarea sencilla. Cualquier director que lo haya intentado sabrá que, para utilizarlo en su narrativa, hay que encontrarle las matices y las aristas que le hablen al espectador, para que su normalidad no parezca anodina o reiterativa. ¿Qué de nuevo puede contarle a la audiencia una acción que la misma realiza de forma automática y sin emoción?

El cineasta teflitano Aleksandre Koberidze explora esta idea en su segundo largometraje, que lleva por nombre ‘¿Qué vemos cuando miramos al cielo?’ (What do we see when we look at the sky?), y el resultado que logra es digno de admirarse. La cinta tiene por protagonistas a Giorgi (Giorgi Ambroladze) y Lisa (Ani Karseladze), dos jóvenes que coinciden frente a una escuela y acuerdan salir en una cita, sin saber que este plan se verá truncado por una maldición. Al tener que adecuarse a su nueva situación, Giorgi y Lisa cambiarán no sólo de empleo y de actividades, también pondrán a prueba, sin imaginarlo, al destino y a la fuerza del “amor a primera vista”.

Si bien el eje de ‘¿Qué vemos cuando miramos al cielo?’ es una pareja, Koberidze no pretende que la relación sea la trama más importante del filme. De hecho, el director asegura que no hay un tema principal como tal. La película aborda, a través de la delicada y despampanante cinematografía Faraz Fesharaki, la vida diaria de los ciudadanos de Kutaisi – la tercera ciudad más grande de Gerogia -, así como la calidez y paz que hay en sus interacciones y desenvolturas, lo que convierte a este trabajo en una suerte de homenaje. Podríamos incluso tildarlo de fábula, ya que Koberidze se vale de una voz en off que funge como narrador de un cuento, quien va a la par del desarrollo de manera tan orgánica que sumerge al público en la historia casi sin que se den cuenta. Se percibe sin duda una esencia lúdica, que consigue que la experiencia de esta composición sea todavía más disfrutable.

El director explica que observar un juego de fútbol y una película son vivencias similares, ambas equiparables en lo intrínsecamente emocional de cada una, y sostiene estos argumentos en la hechura de la cinta. Mientras seguimos a Giorgi y a Lisa esperando su encuentro, somos testigos de cómo los pobladores viven el venidero Mundial de fútbol, y es así como Koberidze muestra a una ciudad que se rige por ver los partidos en compañía de sus familiares y amigos para apoyar a su selección predilecta, y cómo los niños se convierten al unísono en su ídolo utilizando solamente pintura en la espalda. Permite que el espectador sincronice con la gente de Kutaisi en la vibra y la euforia de vivir un deporte como lo que es: entretenimiento, anhelo y felicidad.

‘¿Qué vemos cuando miramos al cielo?’ es un título que el realizador eligió pensando en el gesto que hace Lionel Messi cada vez que anota, concluyendo que la respuesta a esa pregunta tiene que ver más con los sentimientos que con la razón, y esa es más o menos la ideología con la que debemos entrar a este filme: Cuestionando lo mínimo, pero apreciando las sensaciones. Quedémonos con los vientos parlanchines, el mal de ojo, los gatos que desaparecen, las historias de amor, la amistad entre perritos y la religión del fútbol, porque todo es mágico… y se sabe que la magia va a entrar a nuestra cotidianeidad tanto como decidamos abrirle la puerta.

Avance de ¿Qué vemos cuando miramos al cielo?

Ale Vega
Intenseo con las cosas que me gustan y el cine es de las que más, así nacieron mis ganas de escribir acerca de buenas películas.

Últimas Noticias

Reseñas