Reseña de ‘Ride your wave: Juntos en el mar’ una oleada de emociones de Masaaki Yuasa

Desde su primera película ”Mind Game(2004), el director Masaaki Yuasa ha sido reconocido por su estilo psicodélico en anime y series que extienden los límites de la imaginación. Sin embargo, en los últimos años, Yuasa ha mostrado interés en hacer películas más accesibles. El último de esos esfuerzos es ‘Ride your wave: Juntos en el mar‘, que es por mucho, la cinta más “normal” de Yuasa hasta la fecha. La buena noticia para los fanáticos es que el resultado todavía se siente claramente Yuasa.

Escrito por Reiko Yoshida (Liz y el Pájaro Azul), ‘Ride your wave: Juntos en el mar‘ es la historia de Hinako Mukaimizu (Rina Kawaei), una estudiante universitaria de primer año que ha elegido asistir a una escuela cerca del mar para disfrutar de su pasatiempo favorito, el surf.

Poco después de mudarse a su nuevo apartamento, el edificio se incendia, pero gracias a esto se da el encuentro que dirige la Juntos en el Mar, ya que Hinako y su tabla de surf son rescatadas por el joven bombero Minato Hinageshi (Ryota Katayose). Los dos comienzan a pasar tiempo juntos, en una serie de escenas encantadoras que recuerdan al espectador la alegría de enamorarse por primera vez.

No entraré en detalles de lo que sucede después, porque es la razón por la que estamos viendo esta película, para sumergirnos en el melodrama que se avecina.

Incluso en su estado más distorsionado, el trabajo de Yuasa a menudo gira en torno a historias de amor no convencionales, desde monstruos y cazadores en “Kemonozume(2006) hasta un luchador profesional y una monja en “Kick-Heart(2012). La yuxtaposición de fuego y agua representada por Minato y Hinako es otra versión de ese tema. Esta puede ser una película de Yuasa más fácil de entender, pero eso no significa que no diga nada.

Juntos en el Mar también cuenta con un encantador elenco de personajes, incluida la ardiente hermana de Minato, Yoko (Honoka Matsumoto), quien se presenta juzgando al amor como una pérdida idiota de tiempo pero, al final, está domando su propia ola sentimientos.

Sin embargo, incluso dentro de un marco más tradicional, el tono de Yuasa logra trascender. Y dado que el director no muestra signos de detenerse (ha anunciado dos nuevos proyectos en los últimos meses), siempre existe la posibilidad de que algún día recupere su rareza.