Reseña de Operación Hermanos, lejos de hacerle justicia a la historia real

Si esperas una película bien escrita, emotiva e inspiradora sobre la salvación de miles de refugiados africanos y su escape hacia una vida mejor, es mejor buscar en otro lado, porque OPERACIÓN HERMANOS (The Red Sea Diving Resort) no lo es.

Desde los primeros minutos, la película del director y escritor Gideon Raff, cuya principal experiencia la encontramos en series de TV como The Spy, Homeland o Tyrant; no teme en convertirse en un tributo para los fanáticos de Chris Evans y su personaje de la última década: El Capitán América. De hecho, si hubiera usado el traje, tal vez la edición hubiera tenido más sentido.

Situaciones como las absurdas oportunidades de su personaje para realizar rutinas de ejercicios o el montaje en el que reúne a “sus vengadores” se sienten completamente fuera de lugar. Como escenas de una comedia incluidas con calzador en una película que intentaba ser seria, pero se arrepintió.

Operación Hermanos muestra una versión demasiado romántica de las tragedias por las que pasan los refugiados contrastando ridículamente ejecuciones masivas con 5 personas que se broncean mientras realizan su misión.

Netflix tiene que exigir más calidad en sus dramas originales, porque cae el riesgo en convertirse en una categoría peor que “película para televisión”.

Evans esta acompañado de Haley Bennett, Alessandro Nivola y Michiel Huisman. Pero quien realmente realiza la mejor actuación es Michael K. Williams quien interpreta a Kabede Bimro, un personaje basado en un persona real que ayudó a salvar a miles de refugiados etíopes. Williams claramente demuestra que pudo haber hecho mucho más con este papel, si le hubieran brindado más de 5 minutos a su propia historia.

Avance Subtitulado de Operación Hermanos

Trama:

Operación Hermanos, narra la peligrosa operación del Mossad para rescatar judios etíopes de una zona en conflicto, la cual consistió en en utilizar un hotel en la playa de Sudán como fachada para ayudar a los refugiados a escapar por mar hacia Israel. La historia está basada en eventos reales y el verdadero héroe se llamaba Farede Yazazao Aklum, conocido como el “Moises Etíope” por rescatar a un gran número de personas en la década de los 80´s.