Reseña de Onward (Unidos)

Debo decir que entre al cine sin esperar nada, y me lleve una gran sorpresa con Onward (Unidos) la nueva propuesta de Pixar, salí demasiado contento con esta película.

Como ya mencione yo no esperaba gran cosa de esta película, solo que fuera una película de aventura y entretenida, ya que los trailers, a pesar de que no eran malos, tampoco me decían que me encontraría una gran película, vaya que estaba muy equivocado. Como la mayoría de las películas de Pixar, estás siempre presentan un mensaje positivo acompañado de un gran corazón, y esta no se queda atrás.

La sinopsis dice: hace mucho tiempo el mundo estaba lleno de maravillas y existía la magia. Como no era fácil controlarla, se decidió buscar una forma más sencilla de hacerlo funcionar. Hoy ese mundo está poblado de elfos, hadas, trolls, pegasos y unicornios, pero se ha perdido la magia por completo. En los suburbios de este mundo de fantasía viven dos hermanos, los elfos adolescentes Ian y Barley Lightfoot. Sus vidas cambiarán por completo cuando lean una carta que su padre les grabó antes de morir. Junto con esa carta, el padre les ha dejado un bastón de mago como herencia. Será entonces cuando se embarquen en una extraordinaria misión para descubrir si todavía hay magia en el mundo, y para pasar un día con su padre. ¿Quedará al menos un poco de magia en ellos para conseguirlo? Esta película de animación está producida por los estudios Pixar y Disney.

Lo más destacado para mí, es el corazón que tiene la película, que sabe tocarte el corazón, sin ser tampoco demasiado evidente, es muy natural, de aquí que todos los personajes te ofrecen algo, ya sea emocionalmente o en la parte más humorística.

Los dos protagonistas, tanto Ian como Barley Lightfoot nos ofrecen una química increíble, esto funcionando de una manera muy natural en parte por lo diferentes que resultan ser, por un lado Ian el hermano menor, tímido, inocente, que nunca ha visto a su padre, y desea encontrar esta figura paterna que le haga encontrar su verdadero yo, por otro lado el excéntrico Barley, siendo el mayor alivio cómico de la película, funcionando prácticamente en todas sus intervenciones, aunque no solo funciona como el alivio cómico, ya que cuando tiene que servir también como peso dramático, funciona  a la perfección.

Por otra parte el personaje de la madre y el policía Centauro, funcionan como personajes secundarios, sin llegar a tener una participación muy grande pero si de cierta manera importante, resulta efectiva. Finalmente dejo al que creo que es mi personaje favorito, a pesar de tampoco tener mucho tiempo en pantalla, el personaje de Corey, una mantícora que ayudará a nuestros protagonistas, super divertida, muy extravagante, con todas sus intervenciones yo estaba doblado de la risa. Sobre todo su primer escena que tiene en una caverna, toda esa escena me pareció una de mis favoritas de toda la película.

El guión sin ser nada del otro mundo, es bastante efectivo en lo que quiere contar, sin llegar a estancarse en cuanto al ritmo, por lo que creo que para ninguna persona le parecerá una película aburrida. Asimismo la banda sonora también acompaña de una manera adecuada, ambientando momentos de acción, drama, comedia o misterio.

Sin duda la película, el mensaje que quiere contar, sería el de la importancia de la familia, ya que el director Dan Scalon (director de Monsters University) se basó en sus propias experiencias con su padre, resultando en un producto que muchos se puedan sentir identificados, y que te haga llorar en más de una ocasión, cosa que a mi si me paso, lo cual me habla de una película muy bien ejecutada en la parte emocional.

Algunos puntos negativos que le pondría a la película sería, algunas conveniencias en el guión, algunas bastantes evidentes, otras un poco más escondidas, sin llegar a molestar tampoco hacia el espectador.

Ya mencione que la comedia, en su mayoría funciona, sin embargo si existen ciertos momentos un poco infantiles, que posiblemente para el espectador no lleguen a causar mucha gracia, pero que los niños igual lo podrán disfrutar, ya que pues sin perdernos de vista al público que está dirigido estas películas, son los niños, cosa que no impide que nosotros el público más adulto pueda disfrutarlo de igual manera.

Finalmente, definiría Onward como una historia mágica y sorprendente, así que si, creo que queda un poco de magia, en todos nosotros.

Mi nota para Onward (Unidos) es un: 8.5/10.