Reseña de ‘Niños del Hombre’ (2006)

Niños del Hombre (Children of Men, 2006) director: Alfonso Cuarón (Gravity, Roma, Y tu mamá también). Aquella sociedad que se enfoca más en el ámbito político que en cuidar y preservar la vida, está condenada a la extinción.

En un futuro distopico (tal vez no muy lejano), en donde hace décadas que no se han presentado casos de nacimientos gracias a la fertilidad de los seres humanos, todo el mundo ha decaído en una sociedad distorsionada y caótica; donde las personas viven “normalmente”, pero sin incentivo alguno. Solo están vagando en un mundo apagado.
Theo Faron es un hombre de lo más ordinario, con un empleo común y una vida con falta de convicciones, a quien solo se le ve feliz al momento de estar en compañía de la gente de su pasado. De manera inesperada es contactado por su ex esposa Julián, quien es líder de una organización rebelde. La cual tiene el objetivo de representar la voz del pueblo, y de salvarlo. Pero solamente a su manera.

La cual busca los favores del infeliz hombre, para sorpresa de Theon; esta colectividad tiene en sus manos el más reciente caso de embarazo, el cual representa una llama flameante de esperanza para todo el mundo.

Faron será el encargado de proteger el susodicho milagro; anteponiendo su seguridad, la seguridad de las pocas personas que tiene a su alrededor e incluso su vida.

Cuarón abastece a Niños del Hombre de largas e impactantes secuencias; las cuales, cabe aclarar, tienen un trabajo perfeccionado de fondo, con un conjunto de elementos despampanantes que asombran a cada momento. Los cuales se agrupan de una manera exorbitante para proveer escenas asombrosas, y perfectamente dirigidas de parte del director mexicano.

Clive Owen realiza un trabajo excelente al momento de mostrar las debilidades y fortalezas del desesperanzado hombre, en cada secuencia y escena regala un nuevo desarrollo en las características de su personaje. El cual tiene una evolución constante durante todo el filme; gracias a Owen, Theon sufre de importantes transformaciones en su mentalidad. Quien cambia de un hombre desinteresado y desdichado a un símbolo de esperanza para más de una persona.

Los personajes secundarios (Michael Caine, Chiwetel Ejiofor, Julianne Moore y Charlie Hunnam entre otros) son de lo más disfrutables, los cuales proporcionan numerosas perspectivas que dan de que pensar al espectador. Aunado a esto, el mundo y cada lugar que visitan también son personajes. En cada nuevo entorno se presentan diferentes amenazas y conflictos para los involucrados; quienes deben superar miedos e incluso cambiar su personalidad para salir adelante.

En general, es un muy valioso intento por mostrar los elementos de una sociedad en decadencia. Con el objetivo de dar una enseñanza para que la sociedad actual no acabe así. Mientras una sola persona se preocupe de verdad, siempre existirá una ilusión de mejoría.

Sígue a Orlando Paz en Facebook: Cinema Posting

Avance de Niños del Hombre