Reseña de la nueva serie de Amazon Prime Video: DE BRUTAS NADA

Basada en el exitoso libro “Los caballeros las prefieren brutas” de Isabella Santodomingo “De Brutas Nada” es recibida con bombo y platillo en el catálogo de Amazon prime y aunque la ejecución es buena, queda la sensación de faltarle algo.

En cuanto inició el primer capítulo de “De Brutas Nada” fue preocupante el ver como compartía la misma premisa de “Cómo Sobrevivir Soltero(serie estrenada en la misma plataforma meses atrás), ya saben, una pareja esta “lista” para comprometerse cuando se descubre una infidelidad que derrumba los sueños de los protagonistas.

Sin embargo, siempre cuentan con un grupo de amigos, listos para ayudarles a superar la situación; de esta forma (parece en un inicio) que lo único que cambia es la perspectiva de género de acuerdo a estas dos series, en una vemos todo desde los ojos de un hombre y en esta lo vemos desde la perspectiva de una mujer, así que el panorama no parecía esperanzador.

Una vez ya entrados en la historia, podemos ver que todo es diferente, la serie se adentra no solo en la superación de una infidelidad, sino que también aborda temas más complejos de la mano del elenco completo. Temas como falta de comunicación, mentiras, free´s, poliamor, dependencia, sumisión y traición a la confianza, todo analizado desde ambos géneros, lo cual es enriquecedor. Pero debemos recordar que esto es una comedia, así que lo más importante es reír y lo logra muy bien.

La historia protagonizada por Tessa Ía y Christian Vázquez narra cómo después de la infidelidad sufrida por Cristina Oviedo (Ía) busca un roomie para el departamento que ya le es imposible pagar y por su condición no quiere estar cerca de ningún hombre, así que Alejandro decide hacerse pasar por gay para poder rentar su cuarto y no vivir en la calle, de aquí comienza nuestro huracán de emociones que vivirán nuestros protagonistas.

La serie en ciertos momentos se siente demasiado regañona, con diálogos sobre lo horrible que es mentir y traicionar la confianza y como cada vez que Alejandro se acerca más a Cristina crecen mucho más estos sentimientos, sin embargo, también aborda de forma inteligente otro tipo de lecciones como el que un verdadero amigo es aquel que te dice eso que no quieres oír, pero que es necesario.

A la par de esta historia vemos también como un matrimonio pasa por dificultades, donde la sospecha de un engaño y la falta de comunicación es el pan de cada día, aunado a esto, la familia se enfrenta a las redes sociales y como estas son el principal motor de sus problemas. Sin duda esta historia tenía el potencial de ser la historia principal y desarrollarse de una mejor manera ya que tenía los elementos suficientes para ser explotada, sin embargo todo queda en un buen intento.

Cabe destacar dentro del elenco a Zuria Vega, quien es en realidad la que se lleva la serie. Si bien su personaje esta encasillado en una mujer despechada, la construcción y desarrollo del personaje promete, queriendo ver más minutos a esta actriz en escena.

Para la mala suerte de esta serie hay muchas cosas que no embonan bien, sobre todo en la construcción de la trama, ya que en un episodio nos dicen que están al borde de la quiebra, pero la mejor solución es salir de compras para distraerse o que tienen horas para entregar un proyecto, pero no importa; siempre hay tiempo para salir a escoger lencería sexy, así estos pequeños elementos hacen que te salgas de la serie y le restan valor a una buena comedia romántica.

En cuanto al aspecto visual, “De Brutas Nada” esta muy agringada, pero parece ya ser costumbre en este tipo de producciones, es más ya ni parece molesto, sin embargo tiene unos fundidos a negro que duran bastante y como resultado deja cortes muy abruptos. Se siente que es a propósito porque los temas se van de un extremo a otro y esto en un inicio ayuda a despejarte, pero conforme avanza la serie estos fundidos resultan ser desesperantes y hacen que pierdas la atención sin mencionar que son completamente incensarios.

Al final “De Brutas Nada” queda como una buena serie para pasar el rato, con el potencial de ser algo más que una simple comedia romántica, abordando temas interesantes, pero que no se atreven a desarrollarlos bien, termina con la sensación de faltarle algo más.

Avance DE BRUTAS NADA