Reseña de Historias de Miedo para Contar en la Oscuridad

Hace tiempo que un estudio realmente se comprometió al concepto de película de terror para niños. Y esto es justo lo que es Historias de Miedo para Contar en la Oscuridad es, una divertida, sorprendente y legítima película de horror PG-13 (para menores de 13 años).

El difunto autor norteamericano Alvin Schwartz acechó la mente de miles de jóvenes lectores y traumatizó a generaciones de niños que buscaban ávidamente historias de horror con aura clasificación R que les hizo sentir que habían leído algo que no debían leer. No imagino cuantos niños describieron a su psicólogo las vividas ilustraciones de Stephen Gammell que intensificaban la lectura y cuyos personajes no mencionaremos en esta reseña para evitar cualquier spoiler.

La adaptación de André Øvredal (producida por Guillermo Del Toro) aunque es inteligente y está bien realizada, no puede evitar revertir la formula en la que los libros basaron su éxito. Historias de Miedo para Contar en la Oscuridad es un concepto clasificación R (sólo para adultos) que fue diluido hasta convertirse en una película para menores de 13 años.

Si, es aterradora y llena de efectos horripilantes, pero nunca sientes el peligro. Nunca sientes que tu eres el siguiente. Parte del problema radica en el guion de Dan y Kevin Hageman que busca conectar todo e intenta convertir una antología en una historia lineal. Øvredal y los Hageman han creado un inteligente mosaico de algo a lo que los niños deberían tenerle un temor mortal: Adultos que hacen que los niños paguen por sus errores.

El mayor obstáculo de `Historias de Miedo para contar en la Oscuridad´ es que muchos que se aterraron con los libros infantiles ahora son adultos con una mayor experiencia en el mundo del terror. Esta adaptación probablemente no dejará satisfechos a los fans del género, pues es una película que tiene suficientes recursos para erizarte la piel, pero no por mucho tiempo.

Historias de Miedo para contar en la Oscuridad es un buen vehículo para presentarle a las nuevas generaciones la alegría de estar asustado.

Avance subtitulado de Historias de Miedo para contar en la Oscuridad