Reseña de Historia de un Matrimonio (A Marriage Story)

Historia de un Matrimonio está disponible en Netflix. Pudiera parecer que Noah Baumbach ha querido advertirnos, a través de su filmografía, que tengamos cuidado con la parte afilada del amor: Esa que se vuelve hiriente incluso cuando creíamos que todo estaba perfecto. No importa si se trata de relaciones familiares, de pareja, o incluso de amistad, le gusta mostrarnos esa parte en donde el amor invariablemente acaba siendo un poco triste, un poco nostálgico, con recuerdos que se han ido quedando al fondo de un cajón y que incluso a veces terminan siendo objetos olvidados en una venta de garaje. The Squid and the Whale (2005), While We’re Young (2014) y The Meyerowitz Stories (2017) son tres muy bien logrados ejemplos del discurso de Noah: No confiemos en el amor, es espinoso y cansado.

Historia de un Matrimonio (A marriage story) pareciera formar parte de este compendio, y resulta ser, sin embargo, una hermosísima vuelta a esta tuerca. Es la historia de Charlie y Nicole Barber (Adam Driver y Scarlett Johansson), un matrimonio que está en proceso de divorcio y su principal preocupación es el bienestar de su hijo, Henry (Azhy Robertson). En un inicio, buscan tener un acuerdo para que todo sea amistoso y no se tengan que involucrar con procesos jurídicos; pero, a medida en que los desacuerdos crecen (como decidir en qué cuidad vivirán, o qué sucederá con la compañía de teatro que tuvieron en conjunto) se ven obligados a contratar abogados (interpretados por los tres fabulosos Laura Dern, Alan Alda y Ray Liotta), quienes se encargan de sacar a flote las peores características de los protagonistas, por lo que se empieza a desvirtuar su idea inicial y se convierte en una guerra que nadie termina de ganar: para ambos todo son gastos excesivos, discusiones violentas y demasiadas lágrimas. Este contexto podría parecernos desolador, pero Baumbach se esmera para convertirlo en algo bello: Se vale de la clara y espaciosa cinematografía de Robbie Ryan (The Favourite, American Honey), que nos transmite lo mucho que estos personajes quieren acercarse a pesar de la decisión tomada; nos regala un guión que todo el tiempo de siente honesto y aterrizado; gracias a la música de Randy Newman, nos sumerge en un tono nostálgico y siempre agradable; y sobre todo, se enfoca en mostrar que el amor no tiene que centrarse en la unión de una pareja, sino en todos los pequeños gestos que cada día tenemos con la gente que amamos y nos ama, incondicionalmente.

Historia de un Matrimonio es un largometraje dulce y muy humano, donde las actuaciones de Adam y Scarlett (que además nos obsequian momentos musicales increíbles) son extraordinariamente desgarradoras y nos dejan huella, una muy honda. Es también una lección de que el amor de pareja no puede ni debe ser una idea preconcebida ni perfecta, porque se construye de los errores y aciertos más simples. Nos deja también un muy duro ejemplo de que los hijos, más allá de ser una solución, son una decisión que a la larga puede convertirse en la loza más complicada de cargar. Pero, al final, creo que la moraleja radica en lo que guardamos en el corazón: Quizá no todo salió como queríamos, pero amar intensamente siempre hará que todo valga la pena.

Avance subtitulado de Historia de un Matrimonio

Ale Vega
Intenseo con las cosas que me gustan y el cine es de las que más, así nacieron mis ganas de escribir acerca de buenas películas.