Reseña de ‘El Hoyo’

La cinta estrenada en el 2019 y adquirida por Netflix para su distribución mundial, “El Hoyo” narra la vida en prisión ubicada en un futuro distópico donde las prisiones son construidas en vertical y las celdas están perforadas por un gran hoyo donde baja una plataforma diario con comida “para todos” esto claro esta entrecomillado porque mientras los de los pisos iniciales son beneficiados con todo tipo de manjares, los de abajo solo tienen las sobras o (en su mayoría) platos vacíos.

El director Galder Gaztelu-Urrutia nos presenta esta gran opera prima que logra de una forma grotesca reflejar la diferencia de las clases sociales y las diferentes perspectivas, ya sea desde el privilegio o la desesperación precaria. Este sin duda es el mayor logro de la cinta y parece que Netflix no pudo haber escogido un mejor momento para lanzar esta cinta, ya que para los tiempos que estamos viviendo, es inevitable encontrar coincidencias con la vida real (guardando las enormes proporciones a esta relación, claro) la cinta navega bajo el género del suspenso y que en algunas ocasiones goza de una exhibición de gore muy bien justificada y que también resulta ser una metáfora sobre la desesperación social ante la carencia de recursos.

Por otra parte Iván Massagué (Goreng) logra dar una interpretación realmente convincente. La transformación de su personaje logra obtener la atención del espectador durante toda la cinta e incluso hay algunas teorías que indican que es una adaptación de Jesús. A lo largo de la cinta lo vemos adaptarse a cada uno de los niveles en los que lo colocan, (ayudado claro por sus compañeros de celda) pero siempre con la convicción de tratar de distribuir los recursos de manera adecuada para que todos puedan comer, incluso lo llevará a tomar decisiones arriesgadas y peligrosas.

La producción de este proyecto esta muy por encima de lo convencional en el cine hispano, si bien sabemos que los españoles son expertos en el manejo del suspenso y que logran traducirlo a un lenguaje cinematográfico que es agradable a la vista, “El Hoyo” cuenta con un diseño de producción que desde el inicio logra el sentimiento de claustración y desesperación que te predispone para todo lo que veras después.

Al final la cinta esta repleta de escenas, escenarios y diálogos que son metáforas que incitan al espectador a hacer una lectura más profunda para buscar una respuesta clara a la situación, sin duda es una película que necesitaras ver dos veces.

Avance de El Hoyo