Pokémon: Mewtwo Strikes Back – Evolution

Mucho se ha criticado sobre las decisiones de Disney de rehacer sus clásicos animados como “Dumbo”, “La Cenicienta”, “Aladdín” y muchos otros que bien conocemos, en algunos casos el ejercicio resulta convincente (aunque no mejor) y en otros una desastrosa versión, si bien en cada una de estas “nuevas entregas” hay cosas muy dignas de ser reconocidas como el hiperrealismo de “El Libro de la Selva” y “El Rey León” dirigidas por Jon Favreau, en realidad siempre queda esta idea de no necesitarlo realmente; ahora, siguiendo esta misma ideología de la casa de ratón, llega de la mano de Netflix “Pokémon: Mewtwo Strikes Back – Evolution” este fin de semana.

Antes de empezar a decirles de que va esta “nueva” película de Pokémon cabe recalcar que este estreno no es gratuito ya que para este 2020 se cumplen 20 años del estreno de la primera película de estos monstruos en México (aunque claro en Japón se estreno dos años antes) recordemos que para el año 2000 Pokémon era todo un fenómeno en México, no solo la serie que pasaba todos los días por el canal 5, también los videojuegos para Gameboy y los juguetes que todos (me incluyo) le pedíamos a nuestros padres para convertirnos en maestros Pokémon.

Para este nuevo film se tomó la decisión de retomar la película estrenada en 2000, con el mismo argumento, mismos personajes, mismo Pikachu, pero ahora digitalizados, para este punto solo nos queda preguntarnos ¿por qué?

Si bien la digitalización no es la mejor y no por falta de talento sino que al hablar de estos monstruos es difícil lograr un realismo convincente y eso que “Detective Pikachu” salió bien librada aunque claro esta era un live action; no hay cambios significativos en esta mítica pelea de “Mew” contra “Mewtwo” sí hay algunos elementos que resultan una sorpresa gratificante ya que en las escenas de la batallas de clones contra originales estas son más largas, dejando ver más y mejores ataques de los luchadores y sobretodo denota la superioridad de los clones de mejor manera que en la versión anterior. Otra es que esta cinta es un poco más oscura en el sentido que para cruzar el huracán para llegar a la guarida de Mewtwo se ven muchos más entrenadores que se arriesgan a cruzarlo (a diferencia de solo los tres personajes de la versión original) al final todos estos extras nunca llegan a su destino y en un dialogo de nuestro antagonista se deja ver que el destino de estos entrenadores fue fatal.

Al final podemos resumir que la nostalgia y la integración de estos nuevos elementos no son lo suficiente para convencerte de seguir mascando un chicle que perdió su sabor hace mucho, mucho tiempo.

Avance de Pokémon: Mewtwo Strikes Back – Evolution