No Mires es un viaje voyeurista hacia la locura adolescente

El género de terror está inundado de adolescentes que se convierten en monstruos; desde El hombre lobo adolescente (I Was a Teenage Werewolf, 1957) hasta The Beast Within (1982) y Feroz (Ginger Snaps, 2000), la pubertad y la transición a la edad adulta se traducen en brillantes subtextos en géneros de terror. No Mires (Look Away) es de esta clase, pero es más horror psicológico con un toque potencialmente sobrenatural.

María, interpretada por India Eisley (Underworld Awakening), definitivamente está pasando por grandes cambios, pero ¿esta naturaleza está tomando su curso normal o algo más siniestro?

El guionista y director de Assaf Bernstein usa los espejos repetidamente a lo largo de su historia, ¿Y por qué no hacerlo? Hay algo primitivo y alarmante en nuestro propio reflejo; la idea de que estamos viendo un duplicado o una versión de nosotros mismos en una realidad paralela es aterradora. Los espejos se han considerado como portales para entidades sobrenaturales en muchas culturas, por lo que a veces se los cubre después de la muerte de un ser querido. Los espejos también vienen con capas de subtexto que encajan con los temas de NO MIRES y un adolescente asustado pero cautivado por un sentido emergente del yo.

El título puede ser tomado como una advertencia (o incluso una orden) a María, que se obsesiona con su propio reflejo. No mires el espejo; no te obsesiones con tu propia imagen o expectativas poco realistas con respecto a la belleza y la sexualidad. No te preocupes por las imperfecciones de la persona que te está mirando y recuerda que eres tu peor crítico.

Los problemas de Maria comienzan cuando su reflejo comienza a manifestarse. No Mires es brutalmente honesta, pero también tiene una presentación casi voyerista.

No Mires podría ser un detonante de debates relevantes en la actualidad, pero básicamente es una película de terror. No es visionaria, ni aporta nada nuevo al género, pero al menos es un pretexto para ver a Mira Sorvino, quien interpreta a Amy, la madre de Maria.

Lo que dice la crítica:

Avance subtitulado

  • 3
    Shares