Mujer Maravilla 1984, entretenida, pero poco profunda

La dupla de Gal Gadot y Patty Jenkins vuelve con una nueva aventura para Diana Prince, mejor conocida como Mujer Maravilla; después de varios retrasos entre algunos problemas de producción y la pandemia, llegando a inaugurar el formato híbrido que emplearán Warner y HBO Max con sus producciones.

Ambientada en la época de los ochenta, Diana se encuentra protegiendo a la humanidad mientras enfrenta el duelo de perder al amor de su vida Steve Trevor (Chris Pine). Pero tras una serie de eventos, su destino la lleva a enfrentarse a un objeto mágico que concede deseos, pero generando un caos a partir de ello.

A pesar de que la trama es sencilla en cuanto a desarrollo de subtramas, logra cumplir con el objetivo principal que es entretener, ya sea mediante momentos chistosos o de acción; sin embargo, ambos recursos no se sienten buenos o a la altura de la antecesora, son flojas las secuencias y eso se debe a su duración, pues llega a ser pesada por momentos.

Dicho estado es factor de una pobre ejecución a la hora de presentarnos los conflictos y actos de heroísmo, así como los chistes típicos para aliviar la película. Se siente todo esto mecánico y poco ingenioso.

Dentro del reparto, tanto Gal Gadot y Chris Pine repiten esa química sólida del anterior filme, siendo acompañados por Pedro Pascal y Kristen Wiig como antagonistas de la trama. Todos cumplen con lo requerido, sin llegar a sobresalir del todo.

El contexto histórico en el que se desenvuelven las películas puede darle más peso a la narrativa. En el primer largometraje de la Mujer Maravilla, la primera guerra mundial fue un gran acierto para el mensaje que intentaban dar. Contrario a esta secuela, que si bien es genial ver referencias a los ochenta, no llega a tener relevancia alguna para la historia.

Pero el mayor problema de la nueva aventura de Diana Prince cae directamente en el guión, ya que constantemente se estanca en situaciones que son poco interesantes, intentaron manejar muchas subtramas dentro de la película que terminó siendo un factor en contra, además de tener diálogos sin ser memorables, generando que las audiencias no conecten concretamente con algún personaje en particular, ni con el mensaje.

Agregando a ello, el tercer acto es igual de inconsistente que su antecesora, no logra de finiquitar de buena manera la trama que venían manejando y en particular, esta secuela no tiene una pelea final que te haga sentir emocionado.

Mujer Maravilla 1984 cumple para los estándares de entretenimiento y de pasar un buen rato, a pesar de sus errores argumentales y de producción, es el ejemplo perfecto de “película que no supo por cual dirección ir”. Pero si buscas una mejor historia en comparación a la primera, vas a terminar un poco decepcionado, como si fuera un retroceso a lo que venían construyendo.

Avance de Mujer Maravilla 1984

Fidel Mancilla
En la actualidad soy estudiante de comunicación y periodismo en la FES Aragón, tengo 20 años, he colaborado en diversos proyectos para festivales de cine. Dirigí y escribí el cortometraje "Últimos Momentos" que se proyecto en el Festival Internacional de Cine del CCH "Cecehachero Film Fest". Mi más grande meta es ser director de cine.