Mucho Mucho Amor… la verdad de Walter Mercado

Mucho Mucho Amor es un documental que habla sobre la historia del icónico astrólogo Walter Mercado, que sin duda es el astrólogo más famoso de mundo.

En medio del casi retiro, el documental narra no sólo la vida y trayectoria del mítico, adorable y deslumbrante personaje sino también algunos de los días normales en casa previos a la inauguración de una exposición que organizó el History Miami Museum tres meses antes de morir el astrólogo.

Quiero enfatizar dos puntos muy importantes de este documental que a la postre ya había concluido como una reflexión personal: Hay una tendencia sobre documentar que hacen las grandes estrellas del pasado que se encuentran en decadencia, tenemos como ejemplo el documental “Bellas de Noche”. “Mucho Mucho Amor” no tiene la finalidad de hacer mofa de alguien que está decayendo, por el contrario presentan a su personaje central como un abuelito lindo, lleno de amor y buena vibra, que ama a su familia y a sus mascotas y que a pesar de no estar frente a las cámaras cómo a él le gustaba, vivía feliz y pleno.

También muestra la verdad de su repentina salida de la vida pública, el pleito que le robó su nombre y que lo obligó a llamarse “Shanti Ananda” durante seis años. Regalan ese sentimiento de empatía y de conexión con el personaje que casi casi es como de la familia de los hogares hispanos.

El segundo punto que quiero hacer muy visible es la imagen de Walter Mercado en la televisión de este continente durante las décadas 60´s, 70´s, 80´s y 90´s donde los estereotipos de masculinidad tóxica reinaban dominantemente y donde la diversidad sexual solamente era representada por el homosexual, promiscuo, débil, amanerado o con la intención siempre de ser excluido y discriminado.

Walter con la imagen que nos regaló por décadas se ganó el respeto y el cariño del público quienes muchas veces cuestionaron su sexualidad, sin embargo el siempre creó una barrera que iniciaba desde el principio del “eso a ti no te importa”.

¿Pueden imaginar, en una época donde la diversidad sexual era perseguida, maltratada, condenada, satanizada y asesinada el sentimiento de esperanza que provocaba el ver a alguien que los representaba aunque sea en lo oculto en un medio de comunicación y que ademas era respetado, admirado, querido y consultado?

Él fue el precedente de la lucha mediática por ganar un espacio para la comunidad queer que en ese momento no estaba definida como tal.

Estoy seguro que muchos, pero muchos de los detractores del personaje se morían de ganas por echarse encima una de sus capas y además mostrarla públicamente. Un poco de maquillaje y glamour en sus vidas les habría venido bien para ser un poquito más felices, como lo fue nuestro personaje.

Personalmente Walter entraba a mi casa por medio de la televisión, voluntaria o involuntariamente pues era alguien que siempre estaba ahí y no me molestaba.

En una ocasión en 2006 mientras hacia una gira por la Ciudad de México para promocionar su DVD “Las maravillosas recetas de Walter Mercado” lo encontré en los pasillos de Televisa San Angel mientras tomaba un cafe americano con crema de una estación de la finca santaveracruz que existía en ese momento. Con un traje verde de seda lleno de pedrería y una capa monumental verde olivo, así sencillo tomando un café me vio a los ojos porque yo igual compraba un café y me dijo: “Tu tienes cara de escorpio” y desde ahí le atinó, seguramente mi mirada que ya era de gusto por compartir con él, expresó mi sorpresa y preguntó “¿Estoy en lo cierto?” y le dije “Efectivamente soy del 12 de noviembre” a lo que él respondió, “mira que tu tienes un futuro muy hermoso, tu voz y creatividad te van a llevar lejos pero tendrás que trabajar muy duro, pero muy duro porque la envidia es algo que te rodea de cotidiano, tu espiritualidad es elevada nunca la desatiendas”. Patidifuso agradecí el gesto de Walter y me retire con un linda experiencia.

Ya para concluir, creo que este documental le hace justicia a la talla del personaje al que se retrata y homenajea.

Me despido de ustedes queridos lectores al estilo de Walter…

“Qué Dios me los bendiga a todos hoy, mañana y siempre y que reciban de mi paz, mucha paz pero sobre todo mucho mucho amor…”

Saúl Abraham
Mexicano, Dromómano, amante de las Artes, Cronista, Reportero y YouTuber.