Lo Bueno y lo Malo de Sputnik: Extraño pasajero

La pandemia nos quitó muchos contenidos que estaban programados para salir en estas fechas, las distribuidoras buscaron contenidos emergentes y gracias a eso han traído a las pantallas películas que de otro modo irían directo a VOD o de plano no se estrenarían en nuestro territorio. Una de ellas es la cinta rusa Sputnik: Extraño pasajero (2020) del director debutante Egor Abramenko.

Situada en 1983 durante la cúspide de la guerra fría, nos presenta de inicio una cápsula rusa que regresa a la tierra, cuando esta aterriza, algo extraño sucede con el par de astronautas que la tripulan y después de mucho caos solo Konstantin (Pyotr Fyodorov) logra salir con vida.

El sobreviviente es llevado a una instalación militar donde es puesto en observación para determinar si no ha sido contaminado. Su errático comportamiento hace que el Coronel Semiradov (Fedor Bondarchuk), busque ayuda de la Dr. Tatiana Klimova (Oksana Akinshina) psiquiatra especialista de las fuerzas armadas, para que encuentre la causa del comportamiento del camarada Konstantin. Sin embargo, ella empieza a sospechar que hay algo escondido no solo dentro de las instalaciones, sino dentro de Konstantine.

Ella seguirá indagando y pronto descubre que una criatura extraterrestre está habitando dentro del cuerpo del astronauta, ahora tendrá que indagar cómo extraer a la criatura del cuerpo del soldado sin que este muera en el intento y también sacarlo de las instalaciones militares porque, al parecer, el ejército ruso también quieren a la criatura pero con otros fines.

La cinta se puede definir como una versión serie B con tintes de Alien de Ridley Scott, logra conservar el espíritu de la mencionada en una historia muy bien diseñada para ir revelando poco a poco la verdadera naturaleza de la criatura además de planear muy bien los jumpscares necesarios para que la cinta sea disfrutable por los fanáticos del terror. Por el lado de los efectos, la cinta logra mantener el secreto de la forma y vida de la criatura hasta donde es necesario para que se disfrute la resolución de la historia.

LO BUENO:

  • Una propuesta interesante con buenas actuaciones.
  • Efectos adecuados para el tipo de historia.
  • Logra generar un gran ambiente de misterio/terror

LO MALO:

  • Encontrarán gran parecido con Alien y otras del estilo.
  • No tiene tanta acción.
  • Tal vez la primera mitad parezca un poco lenta.

CALIFICACIÓN: 3.5 de 5

RESUMEN: Sputnik es una cinta de terror/ciencia ficción que toma referencias de las cintas ya conocidas de extraterrestres, sin embargo, logra adaptarlas y entregarlas de una manera satisfactoria para ir construyendo una atmósfera de misterio y terror psicológico digno de las mejores cintas de serie B. Es una entretenida cinta que los mantendrá interesados por casi dos horas hasta un correcto desenlace, que no los decepcionará.

Avance subtitulado de Sputnik: Extraño pasajero

Gioser
Fanático del cine (sobre todo del de terror), la series (de la BBC) y del post-punk (no ochentero), siempre disponible para opinar de todo.