Lo bueno y lo malo de “Socias en Guerra”

En “Socias en Guerra(Like a Boss) se nos cuenta la historia de dos mejores amigas desde la infancia Mia y Mel (Rose Byrne y Tiffany Haddish) que tienen un negocio dedicado a la manufactura de cosméticos. Tratando de sobrevivir en el competitivo mercado se endeudan y cuando están a punto de quebrar son contactadas por la magnate Claire Luna (Salma Hayek) ella pagará su deuda con la condición de que si Mia y Mel se separan, Claire se quedará con toda la empresa.

Así, Claire les empieza a poner tareas que las harán enfrentarse y poner en riesgo todo lo que han construido juntas.

Miguel Arteta nos presenta una comedia para adultos (por el lenguaje y algunas situaciones sexuales) que no termina de cuajar del todo. Aunque la química entre las protagonistas es buena, el antagónico de Salma Hayek deja mucho que desear por lo exagerado y caricaturesco del personaje. Aunque obviamente Salma está tratando de hacer una parodia de sus raíces latinas se ve sobreactuada sobre todo en el final de la cinta.

Aunque Rose Byrne es una de las mejores comediantes que hay actualmente ella no puede soportar todo el peso de la cinta, que está llena de personajes que son clichés y estereotipos. Aunque en algunos momentos logran tener algunas situaciones hilarantes, estas no salvan que la cinta en general sea mediocre y con poca comedia.

El breve papel de Billy Porter y en particular la escena del restaurante demuestra que fue totalmente desperdiciado al no darle más peso en la cinta.

LO BUENO

  • Rose Byrne logra brillar en esta cinta tan mediocre.

LO MALO

  • Salma Hayek está sobreactuada.
  • La cinta se cae como a la mitad.
  • El final tan complaciente.

CALIFICACIÓN. 2 DE 5 ESTRELLAS

VEREDICTO: “Socias en Guerra” es una comedia mediocre que si bien tiene algunos elementos de comedia, estos no logran salvar a la cinta que se va despintando hasta un final tan predecible como malo.

Avance subtitulado de Socias en Guerra

Gioser
Fanático del cine (sobre todo del de terror), la series (de la BBC) y del post-punk (no ochentero), siempre disponible para opinar de todo.