Laura: Sin Censura, la misma gata pero revolcada

Hoy quiero hablarles de lo que ninguno de mis otros compañeros cronistas quieren hablar y que no se lea cómo un reclamo por favor. Laura Bozzo se ha vuelto tan incomoda que hablar de ella implica muchas cosas, desde la veracidad de su trabajo, hasta su escandalosa vida “romántica”, sin embargo hoy me voy a centrar en su “nuevo” programa que lo resalto de ese modo porque yo creo que todos ya sabemos que tiene de nuevo.

El programa no es otra cosa distinta de lo que sé hacia en las emisiones “Laura en America”, “Laura de todos”, “Laura de México” y todos esos “Lauras” que nos hemos chutado a lo lago de casi 2 décadas al aire de su formato.

Ahora se presume de que ella (Laura Bozzo) viene renovada, con aires de madurez y serenidad, que ya no reacciona como antes de manera salvaje y con gritos. Ahora le da la oportunidad al “desgraciado” de exponer su punto de vista y de indagar en su historia de vida para saber que ocasiona lo que está haciendo mal, a juicio moral que ella extiende por la “congruencia de vida” que lleva y le otorga semejante autoridad.

¿Pero querido lector de verdad le crees? ¿Te parece fidedigno todo este show? ¿Todas las historias y casos? Porque se presume también, de ser real.

¿No te parece un insulto a tu inteligencia que quieran seguirnos mintiendo de este modo? ¿Acaso no es más valeroso simplemente decir que son recreaciones de casos reales, y entonces a divertirse? 

Laura: Sin Censura es el refrito, pero refrito de las sobras de lo que alguna vez fue un platillo suculento, pero tu me dirás – ¡Ay, Saúl! Es lo que más rico sabe…- pues no en este caso porque este aceite ya está tan quemado que amarga de manera terrible.

Debo confesar que el programa de Laura es un gusto culposo porque de vez en cuando echo una sonrisa ante la sarta de sandeces que ahí presentan.

Si usted quiere volver a esas tardes en canal 9 galavisión (en Mexico) donde repetían los programas de Laura cuando aún lo hacía en Perú durante horas y horas antes de iniciar “La Hora Pico” entonces ahora por la cantidad de dinero que cuesta en nuestro país tener servicio de televisión privada sintonice UNICABLE  aunque honestamente ocupe esa hora en otra cosita, como ver un tutorial en YouTube, escuchar un audio libro o de preferencia léalo, o ya mínimo juegue solitario o de plano a la Quija, porque estoy seguro que será mucho más productivo tratar de contactar a los espíritus que ver ese programa.

Dejemos de consumir basura, si basura comemos, basura nos darán, nosotros somos los responsables de lo que seguiremos viendo.

Saúl Abraham
Mexicano, Dromómano, amante de las Artes, Cronista, Reportero y YouTuber.