Guapis: El contexto lo es todo

En las semanas pasadas Netflix se vio envuelto en una fuerte polémica con CUTIES (Guapis, como decidieron ponerle para el público latinoamericano), ya que usuarios de redes sociales acusaron a la película de la directora Maïmouna Doucouré de promover la pedofilia. Con el hashtag #Netflixpedofilo se hicieron escuchar los usuarios que tenían este pensamiento, a tal punto que la directora tuvo que cerrar sus redes sociales por el constante ataque, y todo esto por un poster y una mala estrategia de marketing.

Una de las reglas básicas para poder criticar una película es verla, parece obvio, pero es importante recordarlo. Si bien, a veces puedes predisponerte a una cinta por su cartel, su música o su tipografía, es hasta que la ves que puedes tomar una postura; porque juzgar por solo haber visto un trailer o peor aún, un poster, es hablar de algo que simplemente desconoces. Por eso me parece importante analizar una hermosa cinta que podría quedar en el olvido, todo porque un grupo de personas de alta moral no les gustó un cartel.

Ambientada en la época actual GUAPIS nos presenta a Amy (Fathia Youssof) que acaba de llegar a un poblado en Francia donde la vida es muy diferente a lo que ella conoce. Proveniente de una familia musulmana, Amy no entiende por qué en casa le dicen que el infierno está lleno de mujeres, por qué ahora debe vestir más tapada cuando sus nuevas compañeras de escuela pueden salir con ropa corta y ceñida o por qué el hecho de ser mujer quiere decir que ahora tiene que aprender a cocinar cuando sus amigas solo disfrutan de bailar, así se generan un montón de dudas existenciales en la cabeza de nuestra joven protagonista.

Por si esto fuera poco, también debe lidiar con la separación y el nuevo matrimonio de su padre, así como con la humillación que recae en su madre y las expectativas de vida que espera de ella; como es de esperarse, Amy prueba de las mieles de la libertad de la cultura occidental. Su cuerpo comienza a sufrir cambios y al vestirse igual que sus amigas descubre que llama la atención de los chicos, así comienza una lucha por buscar copiar lo que es tendencia para no perder el reconocimiento que ya ha alcanzado por medio del baile.

En forma de coming of edge, es que podemos ver como se desarrollan todas estas complejas cuestiones y que no solo son de nuestra protagonista. Todos sin importar el género, hemos pasado por esa etapa, la de buscar nuestra identidad y claro en ese momento de nuestra vida tendemos a copiar lo que vemos, sin importarnos las consecuencias. Para usos prácticos de la película, esto se lleva al extremo cuando vemos como Amy malinterpreta la popularidad y comienza a buscar beneficio (sin resultados) de su sexualidad mientras intenta mantenerla a toda costa. Así vemos como intenta seducir a su primo con tal de quedarse con su celular, de esta manera GUAPIS también apela a que no todos los adultos son malos, en todas las ocasiones que ella busca sacar ventaja de su cuerpo siempre falla, todo debido a su corta edad y a no comprender al cien lo que está haciendo.

Es importante aclarar que no hay temáticas intocables, todo lo contrario, es bueno buscar hablar de temas tan delicados. Para esta película, claro que hay tomas que podrían ser tomadas como “mira, están sexualizan a las niñas mientras bailan”, pero acompañado del contexto que ya planteó la película, que para este punto ya se convierte en una crítica al contenido al que pueden acceder los niños hoy en día.

Pero si nos vamos a poner exquisitos porque no cancelamos “Acné” película uruguaya donde nuestro joven protagonista busca perder su virginidad antes de su bar mitzváh, pero claro esto no sucede porque también pesan las diferencias de género. Sin embargo, ambas citas retratan el despertar de la juventud a temas más adultos.

La cinta visualmente es buena, propone escenarios urbanos cotidianos para ambientar la historia, además de jugar con ciertos matices en la paleta de colores que resultan atractivos y con movimientos de cámara que asemejan a un plano secuencia. Los encuadres se van haciendo cada vez más cerrados conforme la misma trama se va poniendo más oscura.

Al final GUAPIS habla de cómo ser un preadolescente en nuestra época, donde todo está regido por likes, rodeado de personas que tienen gustos e intereses diferentes, donde el baile es un recurso que cuatro niñas de condiciones económicas y sociales diferentes utilizan mientras buscan su propia identidad.

Avance subtitulado de GUAPIS