Fragmentos de una Mujer: cruda y melancólica

Producida por Martin Scorsese, Fragmentos de una Mujer es una película que te deja con una sensación melancólica, gracias a una historia que habla sobre el duelo de perder aquello que tanto deseabas tener y aceptar que pudo ser algo provocado por nosotros mismos, pero por la frustración, tememos afrontar los hechos.

Martha (Vanessa Kirby) y Sean (Shia LaBeouf) están en vísperas de tener a su hija, por lo que no pueden ocultar su emoción de poder traer al mundo a su bebé. Pero tras un repentino parto fallido, sus vidas cambian radicalmente y tratan de lidiar con el dolor que implica perder a alguien de esa manera.

Desde los primeros minutos de la película, nos adentramos a un entorno enfocado en los detalles más humanos posibles, dónde una mirada, un suspiro, un latido, puede comunicarnos todo lo que afrontan nuestros personajes dentro de la historia.

El manejo de la cámara es muy ágil cuando se lo requiere, logrando unas secuencias bastante bien logradas y dándole un peso visual a los momentos en que nuestra atención debe estar totalmente enfocada en lo que vemos en pantalla. Esto se debe a la buena dirección de Kornél Mundruczó.

Kata Wéber se encarga del guion de la película y su trabajo es digno para representar cada una de las emociones que viven tanto Martha, como Sean, ya sea mediante diálogos dinámicos o movimientos y gestos particulares.

Las actuaciones son excelentes, Vanessa Kirby se roba la película con un trabajo muy detallado, ya que sus expresiones y miradas logran darle la profundidad necesaria a Martha, seguramente será contemplada para las premiaciones. Shia LaBeouf también se adentra bastante en su papel de Sean, teniendo momentos de ira que te dejan con un nudo en la garganta. A su vez, Ellen Burstyn no se queda atrás y da una interpretación sólida.

Fragmentos de una Mujer tiene muchos puntos a favor para convertirla en un producto bueno, pero en lo personal, destaca por su discurso porque nos habla de la negligencia que puede presentarse dentro de los partos y el trauma que la muerte de un recién nacido genera no sólo en los padres, sino en los demás miembros de la familia.

El más reciente estreno de Netflix es un filme melancólico, reflexivo y profundo que intenta darle una perspectiva diferente al duelo que afrontan los personajes al verse inmersos en una situación traumática como lo es la muerte de un ser amado. Totalmente recomendable.

Avance de Fragmentos de una Mujer

Fidel Mancilla
En la actualidad soy estudiante de comunicación y periodismo en la FES Aragón, tengo 20 años, he colaborado en diversos proyectos para festivales de cine. Dirigí y escribí el cortometraje "Últimos Momentos" que se proyecto en el Festival Internacional de Cine del CCH "Cecehachero Film Fest". Mi más grande meta es ser director de cine.