Estación Zombie 2: Península, otra del montón

Hace unos años, todos quedaron sorprendidos cuando vieron la película coreana de zombies Train To Busan, ya que fue un respiro para un género que fue sobreexplotado y ya era poco innovador. Años después llega la segunda parte Estación Zombie 2 Península y no logra lo que su predecesora, quedándose en un intento para estirar una historia que merecía más.

Esta secuela inicia con los primeros momentos de la pandemia zombie en el país coreano, dónde un militar intenta salvar a su hermana y su familia, pero fracasa cuando los zombies invaden su transporte. Años después, el militar y su cuñado, quienes fueron los únicos en sobrevivir, son enviados por un mafioso a Busan, ciudad que fue devastada por los contagiados, para robar un camión lleno de dinero. La búsqueda de dicha fortuna se convierte en una batalla cuando se involucran un grupo de sobrevivientes y una familia que busca salir de la ciudad.

La historia es poco atractiva, ya que la hemos visto en otros títulos y mejor ejecutada, por lo que ese aspecto innovador que planteo su antecesora de desarrollar una película de zombies desde un ángulo más llamativo, se quedó ahí, provocando que la secuela se una a esa lista de filmes que no merecían secuela o no les hacía falta.

A su vez, el desarrollo de personajes también queda muy relegado, ya que la anterior película, a pesar de su limitado entorno, se tomó el tiempo de presentar a los protagonistas, en Península parece que lo tomaron como algo irrelevante, en ningún momento conectamos con ellos, a pesar de que hay destellos sobre sus personalidades, pero caen en lo común y en lo repetitivo.

El título de la película es engañoso, pues los zombies parecen salir solo cuando la trama lo requiera y para que no olvidemos que se trata de eso, debido a que se centran más en la acción entre humanos, dejando en segundo término lo relevante del filme.

A su vez, la sobreexplotación de efectos visuales solo generan que estemos en presencia de un videojuego o un homenaje mal logrado de Mad Max: Fury Road, ya que no se sienten realistas y se convierten en un bache que impide que nos vaya gustando la película, pues todo se enfoca en lo malo de sus efectos.

El desarrollo de los cuatro actos de la película también se sienten poco profundos, se nota que tuvieron muchas ideas buenas y no supieron cómo combinarlas en algo concreto, llega a ser forzado cada aspecto planteado en el filme y genera que al final se convierta en algo olvidable.

Si decides ignorar cada punto irregular de Península, quizá la puedas disfrutar, pues es de reconocer que la acción puede hacer que sea más ameno dedicarle tiempo a una secuela que se aleja mucho de lo innovador que fue su antecesora, provocando una decepción para aquellos cuyas expectativas eran altas.

Avance subtitulado de Estación Zombie 2: Península

Fidel Mancilla
En la actualidad soy estudiante de comunicación y periodismo en la FES Aragón, tengo 20 años, he colaborado en diversos proyectos para festivales de cine. Dirigí y escribí el cortometraje "Últimos Momentos" que se proyecto en el Festival Internacional de Cine del CCH "Cecehachero Film Fest". Mi más grande meta es ser director de cine.