El Halloween de Hubie: una extraña convergencia entre cliché y diversión

Nadie se imaginaba que aquella amenaza de Adam Sandler sobre realizar una película mala por el simple hecho de no ser considerado al Premio Oscar sería realidad. Bueno, Netflix acaba de estrenar El Halloween de Hubbie, una comedia típica del nivel humorístico del actor, lo sorprendente es el hecho de que es entretenida.

La historia es muy sencilla. Hubie Doubouis (Sandler) es un adulto con cierto nivel intelectual bajo, quien es abusado por su credulidad y su ingenio. Hubbie tiene como misión preservar la diversión y paz en su vecindario durante la noche de brujas, pero algunos sucesos paranormales harán que Hubbie tome valentía e intente salvar a su pueblo.

No intenten sorprenderse o buscar algo innovador. Esta película tiene todos los clichés y situaciones típicas de la filmografía del Señor Sandler: personajes adultos comportándose como niños, infinidad de escenas de golpes o daños físicos, exageración de ciertas condiciones argumentales. En fin, depende de tus expectativas para saber si su humor logra algún efecto o se queda atascado.

Y no solo la trama se vuelve una más del montón, también sus personajes, incluso se ven ya predeterminados en cada largometraje, solo variando el actor o la caracterización. En este caso, ahora tenemos a la familia Sandler en su máximo esplendor. ¿Nepotismo?

¿Alguna vez se han preguntado si Adam Sandler se volvió conformista? Porque, al menos en sus últimas comedias, parece que hace la película solo por hacerla, sin tomar algún riesgo o salirse de lo común. ¿Dónde está ese Sandler de Uncut Gems?

El guión tiene bastantes huecos argumentales. No supieron empalmar todos los sketches en una secuencia coherente, se enfocaron en caer en lo ridículo para lograr carcajadas entre los espectadores. Bien dicen que la comedia es subjetiva, en algunos, funcionará este producto, otros, se sentirán estafados.

Un punto a favor, quizá el único, es el uso de referencias a los grandes clásicos del género de terror, que son muy bien empleados y brindan un poco más de interés para ver la película.

A pesar de todo ello, tengo que admitir algo y no tengo miedo de las repercusiones: hasta cierto punto, sentí entretenida la película e incluso, divertida. Se puede deber a muchas cosas, como no esperar nada de la propuesta y dejar a un lado los prejuicios; no tenía otra opción, morbo, la época de Halloween pero al final, pase un rato agradable, mis exigencias estaban en un nivel bajo.

El Halloween de Hubie es todo lo que esperas en una comedia de mala calidad de Sandler: situaciones ridículas, personajes típicos y comunes, un mensaje al final de la historia y el protagonista quedándose con la chica linda. Si no tienen nada que ver, se las recomiendo, pero si no, tranquilos, no se pierden de algo grande, y si no esperas nada de la misma, incluso te puede entretener, depende el ánimo que tengas para verla.

La Academia debe tomar nota de nominar en la siguiente ocasión a Sandler, porque nos dimos cuenta de que es hombre de palabra y nos puede dar películas malas por el simple hecho de no ser tomado en cuenta. Piensen en nosotros.

Avance de El Halloween de Hubbie

Fidel Mancilla
En la actualidad soy estudiante de comunicación y periodismo en la FES Aragón, tengo 20 años, he colaborado en diversos proyectos para festivales de cine. Dirigí y escribí el cortometraje "Últimos Momentos" que se proyecto en el Festival Internacional de Cine del CCH "Cecehachero Film Fest". Mi más grande meta es ser director de cine.