lunes, octubre 25, 2021
OSVA CINEhttps://www.youtube.com/donspoilers1
19 años. Comunicólogo en proceso, cinéfilo, youtuber, streamer y podcaster. He dedicado más tiempo de mi vida a The Irishman y Hamilton que a entenderle a el SAT. Fanático de Bon Jovi y el jazz. Raise a glass to freedom.

Últimas Noticias

EL ESCUADRÓN SUICIDA: Horriblemente divertida

Después de trabajar para Marvel en las dos entregas de Guardianes de la Galaxia, James Gunn regresa al cine de superhéroes, pero ahora de la mano de Warner y DC para adaptar una vez más los cómics y personajes de The Suicide Squad en una especie de ¿reboot? ¿Secuela? No queda del todo claro pero eso no es un problema.

El hecho de que James Gunn haya tenido total libertad creativa, logra que su producto sea una película que se vale por sí misma; sin necesidad de estarse preguntando en qué universo o contexto del DCEU se sitúa. Es una película auto concluyente. Una cinta que funciona como una historia de origen para ciertos personajes, pero también en una especie de continuidad para otros (como Harley Quinn o Amanda Waller).

James Gunn conoce al espectador. Sabe que venimos de una película que no gustó nada, pero que tampoco significa que se tiene que borrar por completo. Es por eso que, en una maravillosa escena inicial y en apenas unos cuántos minutos, logra decirnos de lo que irá su película. Al ya tener contexto de lo que un escuadrón suicida significa, no se toma demasiados minutos en presentar a sus personajes y la trama que querrá desarrollar; así como las reglas del juego. En un montaje frenético y con la presentación del que pareciera ser el protagonista, ya nos deja en claro qué o no puede hacer un miembro de este equipo y, seguido de esto, una increíble secuencia donde en cuestión de minutos, nos damos cuenta que ningún personaje en verdad importa. Los que pensábamos que serían los protagonistas por ser con los que la película arranca, terminan por ser simples desechos para plantearte la historia. Sigo sin perdonar lo que le hicieron a Pete Davidson y lo mucho que pudo haber sido aprovechado pero, el hecho de matar de esa manera a uno de los actores de renombre de tu elenco, habla de que Gunn no se anda con juegos y está dispuesto a hacer lo que sea para impactar al espectador.

Mucho se habla de cuando un estudio mete mano a una película para moldearla a su gusto y a las expectativas que ellos piensan que su público tiene. Pero en esta ocasión, está más que claro que esta no es una película de Warner; es una película de James Gunn. Su sello autoral está más que presente en cada escena. Desde la manera tan violenta y gráfica con la cuál ejecuta la muerte de algunos personajes, hasta su humor tan negro.

Recientemente, Gunn dijo en una entrevista que él mismo se auto limitó en ciertos chistes pues pensaba que eso ya sería demasiado. Estamos hablando de que un director tuvo que auto limitarse; no un estudio. Definitivamente la mente de Gunn es muy difícil de entender pero, de una u otra manera, siempre quedamos embobados ante su cine. No será algo revolucionario, pero definitivamente es algo refrescante; sobre todo cuando el cine de superhéroes ya está tan gastado. Lo vimos con Guardianes de la Galaxia, y lo volvemos a ver con El Escuadrón Suicida.

Sin duda, lo que más importa en esta película –y en la mayoría de cintas que se enfocan en su elenco- son sus personajes. Gunn también comentó en entrevistas que se ha leído la gran mayoría de los cómics y eso se nota en esta película. Las personalidades de cada uno de los personajes están muy bien retratadas para, a pesar de ser villanos, lograr cierta conexión con el espectador y este, cierta empatía con el personaje. Como el hecho de la evolución que ha tenido Harley Quinn con el paso de sus adaptaciones al a gran pantalla, dejando de lado al Joker y cualquier presencia masculina tóxica en su vida.

Hablando de Harley, nunca está de más decir que Margot Robbie es excelente en este papel. Si bien aquí su personaje se siente un poco fuera de la química de los demás personajes, no creo que sea algo negativo per se. Mucho nos quejamos cuando en Aves de Presa parecía una película únicamente de ella, cuando en el título decía “Aves de Presa”, pues aquí ella tiene sus propios momentos a solas y sus propias subtramas a desarrollar, pero nunca se siente como si le estuvieran dedicando la película única y exclusivamente a ella.

Pero quien en verdad se lleva las palmas en esta ocasión, es Viola Davis como Amanda Waller. A diferencia de la cinta del 2016, aquí tenemos una Amanda sumamente terrorífica. Cómo poco a poco va dejando ver su verdadera personalidad y cómo está dispuesta a hacer lo que sea por salvar su pellejo o el de sus superiores. Sus escenas son las que generan más tensión entre los personajes y el espectador, y eso que simplemente está encerrada en una oficina hablando por un comunicador. Eso habla del increíble trabajo que hace Viola a través de sus gestos y expresiones faciales.

Eso sí, a diferencia de muchos, yo no fui un gran fan del humor en esta película. No me mal entiendan, el humor negro me encanta y hubo uno que otro chiste que sí me hizo reír, pero creo que el problema viene con cómo están distribuidos estos chistes. Si bien la película al final de cuentas funciona como una parodia y una sátira, muchos de los momentos que parecieran ser dramáticos terminan por ser sacrificados por un simple chiste que, en su mayoría, terminaban por sentirse anticlimáticos. Es decir, está muriendo un personaje que teníamos rato siguiendo y, en igual de hacerlo un poquito más dramático (tampoco te estoy pidiendo que me retrates la muerte más triste de la historia del cine), deciden por terminar con un chiste.

De la misma manera, se siente como si la película tuviera demasiados villanos o, en su defecto, no sabe cuál es el verdadero villano. En realidad termina pasando por demasiados personajes antagónicos que ninguno se siente con la verdadera fuerza. Ya sea el presidente, el personaje de Joaquín Cosio, la propia Amanda Waller, o el kaiju gigante con forma de estrella de mar. Al final, todos funcionan para dar seguimiento y desarrollo a ciertos personajes en específico pero, como villanos fuertes, me terminan por decepcionar un poco. Así como bueno, la manera en que derrotan a Starfish. Entiendo el mensaje que quieren dar sobre las ratas y el propósito de las personas, pero seamos honestos; fue un poco “fácil”.

En conclusión, El Escuadrón Suicida es una gran película. Es divertida, entretenida, con personajes carismáticos y con un exceso positivo de violencia, sangre y humor. James Gunn vino para quedarse en el subgénero de los superhéroes, y lo ha demostrado en cada una de sus películas.

Reseña en video de El Escuadrón Suicida

OSVA CINEhttps://www.youtube.com/donspoilers1
19 años. Comunicólogo en proceso, cinéfilo, youtuber, streamer y podcaster. He dedicado más tiempo de mi vida a The Irishman y Hamilton que a entenderle a el SAT. Fanático de Bon Jovi y el jazz. Raise a glass to freedom.

Últimas Noticias

Reseñas