miércoles, septiembre 22, 2021
Fidel Mancilla
En la actualidad soy estudiante de comunicación y periodismo en la FES Aragón, tengo 20 años, he colaborado en diversos proyectos para festivales de cine. Dirigí y escribí el cortometraje "Últimos Momentos" que se proyecto en el Festival Internacional de Cine del CCH "Cecehachero Film Fest". Mi más grande meta es ser director de cine.

Últimas Noticias

El Escuadrón Suicida, cómo aprender de los errores y hacer un producto más convincente

Uno pensaría que el intentar revivir una historia podría caer en la terquedad, ya que, la nueva propuesta quizá tendría la misma fortuna que su antecesora, pero cuando se recurre a la mente de alguien tan innovador y brillante como James Gunn, se puede encontrar una película que sorprende y termina por superar contundentemente al anterior filme que pasó por más penas que glorias. El Escuadrón Suicida volvió con un nuevo toque más maduro, entre comillas.

Con el fin de reducir su condena, un grupo de villanos forman un equipo para poder infiltrarse en un país sudamericano y derribar un proyecto llamado Starfish, pero conforme avanza la misión, se darán cuenta que el riesgo es máximo y que la muerte les aguarda, provocando que cada situación en la que se encuentran sea un acto suicida.

Es difícil no poder comparar le versión catastrófica de David Ayer con esta nueva versión, ya que, algunos personajes de la primera película regresan y se integran a los nuevos miembros del escuadrón, pero se siente de una manera diferente la introducción de todos los personajes, debido a que lo hacen de una manera más orgánica, aprovechando cada fragmento en el que aparecen para poder jugar con sus motivaciones y sus capacidades, sin exagerar al punto que se vuelvan irrelevantes. Obviamente hay algunos que les faltó más trabajo de profundidad en sus historias, pero en general, todos son entrañables y se genera un favoritismo hacia ellos.

El gran elenco con el que cuenta James Gunn es bien aprovechado, desde los actores que solo aparecen por muy poco tiempo, hasta aquellos que prácticamente son los estelares de la misma, cada uno de los intérpretes logra sacarle el máximo provecho al papel que tienen en la película y generan una empatía hacia ellos, haciendo que la conexión con la historia se fortalezca y mantenga el interés por ellos hasta el final. Eso sí, no es recomendable tomarle cariño a todos, ya que no se sabe quién podría morir en la siguiente secuencia.

Otro aspecto bien logrado de El Escuadrón Suicida es la libertad que le dan a James Gunn, literalmente le dieron luz verde para llevar su estilo a la trama, lo cual, es beneficioso para la película, se siente el intento de darle un giro diferente a una historia que se sabía tenía potencial para llevarla a la pantalla grande, provocando que se sienta como algo más que un filme de superhéroes, algo distinto a lo que se tiene acostumbrado con este tipo de cine y eso es algo que se agradece.

Mencionando eso último, lo que hace tan genial la nueva versión de El Escuadrón Suicida es que toma riesgos, sin caer en la exageración, entregando un producto que se caracteriza más por ser violento, hasta el límite de ser tolerable, por ser impactante en cuanto a los giros de tuerca que hay a lo largo del filme y por ser graciosa, sin recurrir a los chistes que lleguen al grado de ser tontos y sin fundamento. Es una combinación de elementos de diferentes géneros que funciona a la perfección.

No todo es perfecto en la película lamentablemente, pues hay ciertos detalles que pudieron pulirse, tal es el caso del ritmo del filme, ya que, al manejar niveles de acción y comedia elevados, el cambiar de género tan bruscamente puede provocar que por momentos se sienta algo larga, pero es algo compresible, debido a que no quisieron dejar ningún elemento de la historia a la deriva, o dicho de mejor manera, no quisieron caer en los errores de la anterior versión y volverse un largometraje sin profundidad.

Un aspecto más que se debió haber desarrollado mejor son sus villanos, porque hay demasiados cambios en cuanto a la amenaza principal del equipo de antihéroes, generando que no se sienta un peligro genuino para los personajes en determinados momentos, pero eso no significa que sean malos, solamente que les faltó tiempo para provocar esa sensación de que el escuadrón corría riesgo de fallar en su misión.

El futuro de la nueva versión de El Escuadrón Suicida se ve prometedor, al menos para los que sobrevivieron, ya que, dejan la antesala de que podría haber más historias por explorar, algo que se debe al ya mencionado trabajo que hubo con los personajes y el elenco que los interpretó, solo queda por ver qué Warner mantenga ese voto de confianza hacia James Gunn y su gran estilo para realizar películas.

Si Warner quiere seguir explotando el universo de DC en el cine, debe entender que el camino a seguir es darle confianza a los directores que contraten, más allá de que quizá la pandemia pueda afectar los ingresos monetarios, es mejor tener un producto que sea recordado por su originalidad y brillantez, que por lo que pueda generar en taquilla.

El Escuadrón Suicida es una grata sorpresa, el giro refrescante que le dieron a la historia hace que la película se vuelva más entretenida y fundamentada que su antecesora, gracias a la libertad que le dieron a su director y al grupo de personajes que se roba el corazón de los espectadores, al momento, es la mejor película de superhéroes del momento y una de las mejores del año. Definitivamente es un filme que vale más la pena ver en cines.

Avance subtitulado de El Escuadrón Suicida

Fidel Mancilla
En la actualidad soy estudiante de comunicación y periodismo en la FES Aragón, tengo 20 años, he colaborado en diversos proyectos para festivales de cine. Dirigí y escribí el cortometraje "Últimos Momentos" que se proyecto en el Festival Internacional de Cine del CCH "Cecehachero Film Fest". Mi más grande meta es ser director de cine.

Últimas Noticias

Reseñas