viernes, junio 25, 2021
Fidel Mancilla
En la actualidad soy estudiante de comunicación y periodismo en la FES Aragón, tengo 20 años, he colaborado en diversos proyectos para festivales de cine. Dirigí y escribí el cortometraje "Últimos Momentos" que se proyecto en el Festival Internacional de Cine del CCH "Cecehachero Film Fest". Mi más grande meta es ser director de cine.

Últimas Noticias

El Conjuro: El diablo me obligó a hacerlo, un nuevo enfoque para la saga

Nadie se habría imaginado que desde el estreno de la primera entrega de El Conjuro en 2013 estaríamos presenciando el nacimiento de una saga de películas de terror bastante popular. Actualmente se encuentra disponible la tercera parte, El Conjuro: El diablo me obligó a hacerlo, enfocada en un nuevo caso aterrador por el que pasó la pareja de los Warren y la cual le da un giro diferente a lo que ya habíamos visto con anterioridad.

Los investigadores paranormales Ed y Lorraine Warren (Patrick Wilson y Vera Farmiga respectivamente) se enfrentan a un nuevo caso demoníaco cuando deciden ayudar a Arne Johnson (Ruairi O’Connor), un joven acusado de asesinato y que se declara inocente, ya que afirma haber sido poseido por un demonio para hacer dicho acto.

La nueva entrega de El Conjuro se siente muy diferente por varios aspectos. El primero es que James Wan, director de los dos películas nteriores ya no dirigió esta tercera parte y su lugar fue tomado por Michael Chaves, quien filmó La Maldición de La Llorona, perteneciente a este universo y pasó sin penas, ni glorias.

A pesar de ello, Chaves le inyecta a esta historia más oscuridad, cada plano se siente más terrorífico que el otro, juega mucho con las luces y logra crear una atmósfera tensa que le da suspenso a las acciones que pasan en pantalla, sin recurrir a los ya poco innovadores sustos baratos o de sobresalto.

A su vez, El Conjuro: El diablo me obligó a hacerlo es distinta a las otras integrantes de la franquicia porque se enfoca más en el suspenso que el terror como tal, no es una película llena de jump scares, al contrario, es un filme más centrado en resolver un misterio, dónde la historia y la explicación de los hechos nos dejan más perplejos que horrorizados. A pesar de ello, si hay un par momentos que te harán saltar del asiento.

Pero es justamente ese el mayor problema del filme, ya que al dejar de lado todo aquello que se espera de una película de terror, sobre todo de El Conjuro, y mantener la atención fija en la trama es inconsistente, provoca que el ritmo se vea afectado y en ocasiones se sienta tedioso y poco novedoso el nuevo caso de Los Warren, se nota que ya no saben de qué manera pueden seguir estirando este universo.

 

Lo que en verdad hace que conectemos con la película es precisamente la participación de Los Warren, tanto Vera Farmiga como Patrick Wilson siguen cumpliendo a la hora de caracterizarse de la pareja de investigadores paranormales y mantienen por un buen tiempo la película en sus hombros para que no se vuelva aburrida, ya que las nuevas adiciones en cuanto a personajes carecen de profundidad, no sentimos una empatía genuina con lo que les sucede y se debe mucho al poco material que le dieron al resto del reparto.

Sin embargo, omitiendo las fallas de la nueva entrega, El Conjuro: El diablo me obligó a hacerlo intenta ser un respiro para dejar de lado las historias sobre objetos o demonios y se puedan hacer más spin-off’s sobre ellos, tratan de ampliar este terrorífico mundo a partir de usar brujas como antagonistas, lo cual, pudo ser mejor trabajado, pero se agradece que no se encierren en exagerar el uso de espectros como Anabelle o La Monja y simplemente queden como pequeñas referencias.

El Conjuro: El diablo me obligó a hacerlo pudo haber mejorado mucho en su argumento principal y en los nuevos personajes que introdujeron, sin embargo, se notan las intenciones de darle una nueva dirección a una saga que va decayendo poco a poco, a partir de de usar más el suspenso que el terror y de cambiar detalles de producción, terminando por ser un producto entretenido e ideal para ir a la salas de cine a pasar un buen rato, pero que se queda corta en cuanto a nuestras expectativas.

Avance de El Conjuro: El Diablo me obligó a hacerlo

Fidel Mancilla
En la actualidad soy estudiante de comunicación y periodismo en la FES Aragón, tengo 20 años, he colaborado en diversos proyectos para festivales de cine. Dirigí y escribí el cortometraje "Últimos Momentos" que se proyecto en el Festival Internacional de Cine del CCH "Cecehachero Film Fest". Mi más grande meta es ser director de cine.

Últimas Noticias

Reseñas