martes, diciembre 7, 2021
Fidel Mancilla
En la actualidad soy estudiante de comunicación y periodismo en la FES Aragón, tengo 20 años, he colaborado en diversos proyectos para festivales de cine. Dirigí y escribí el cortometraje "Últimos Momentos" que se proyecto en el Festival Internacional de Cine del CCH "Cecehachero Film Fest". Mi más grande meta es ser director de cine.

Últimas Noticias

Chernóbil: La Película, una perspectiva cercana e íntima

La explosión de la planta nuclear en Chernóbil fue uno de los sucesos más impactantes, e incluso políticos, de la historia. Provocó una ola de caos, incertidumbre y de terror no solamente en Rusia, sino a nivel mundial, pues de no haber sido por la gran labor de contener la catástrofe, las consecuencias pudieron haber escalado a grandes niveles alrededor del planeta.

A lo largo de los años, diversos materiales han salido para dar una perspectiva sobre el suceso. Dentro de los ejemplos más populares se encuentra la no tan grandiosa Terror en Chernóbil, cuya visión se dirigía hacia el género del terror, usando el formato found footage, pero que carece de ser interesante o buena. Sin embargo, el proyecto que ayudó a darle más peso a lo sucedido fue la miniserie de HBO, Chernóbil, la cual, daba un enfoque completo de lo ocurrido e intentó dar un mensaje sobre las consecuencias de la obstinación y de la imprudencia, generando que sea una de las miniseries mejor logradas del propio HBO.

Hoy en día, llega a las salas de cine Chernóbil: La Película, una producción rusa que busca ser una propuesta más íntima, orientada a recrear las miradas de todos los que salieron afectados en la explosión de la planta nuclear, mientras juega entre ser explícita y discreta a la hora de presentar los daños y situaciones por las que pasan los personajes a lo largo de la trama.

Chernóbil: La Película es un filme ruso, el primero en su historia que habla sobre los sucesos de esta catástrofe, en el que seguimos a Alexey (Danila Kozlovskiy), un bombero, cuya vida toma un giro inesperado, pues él, junto a otras personas, tendrán que buscar una solución para contener la explosión, por lo que tendrán que sumergirse en las profundidades de los restos de la planta nuclear, tomando el coraje de poner en riesgo sus vidas para evitar una tragedia aún mayor de la que se vivió en aquel entonces.

Está propuesta busca ser una pieza que permite ver el antes, durante y después de lo acontecido en Chernóbil, provocando que el panorama se sienta más completo, pues vemos a los personajes cambiar de situaciones dramáticas constantemente que ayuda a darle humanidad a sus acciones. Esto se puede apreciar desde un enfoque más social, puesto que lo político queda un poco relegado, con intención o sin ella, pero que al final hace que el mismo filme pueda ser más disfrutable e íntimo.

Esto se debe a que los protagonistas se sienten más como personas comunes, no son caracterizaciones de poderosos personajes que toman decisiones en un salón acompañado de otras personas importantes. Aquí el peso recae en una familia que solo busca sobrellevar el impacto que recibió con la explosión de Chernóbil, tratan de encontrar la manera de superar las adversidades y al final del día puedan estar juntos, haciendo que este conflicto se sienta orgánico y se pueda empatizar más con la historia.

El manejo de cámara es el adecuado para poder aprovechar los espacios en los que se encuentran los personajes, pues al jugar con lo explícito y la interpretación particular de los espectadores, mientras van creando una serie de emociones, desde lo calmado, hasta el temor, genera una experiencia que se siente intrigante en diversos momentos, para que el drama, la acción y el suspenso vayan bien de la mano a lo largo de la trama y, a su vez, se sienta más ágil la duración de la película.

A pesar de lo convincente que es el elenco, el buen trabajo en la fotografía y el nivel de producción que se encuentra a la altura, Chernóbil: La Película tiene un problema que puede opacar un poco todo esto: cae en muchos lugares comunes. Para ser sincero, creo que era inevitable en esta propuesta caer en ciertos clichés del género, porque a veces así lo demanda la historia, pero así como en determinados momentos son propositivos en el desarrollo de la trama, pudieron jugar un poco más en aquellos momentos que se sienten poco novedosos. Quizá el hecho de recrear y darle un homenaje a los liquidadores de Chernóbil pudo generar este pequeño resbalón.

Chernóbil: La Película es una pieza que lo tiene todo para ser una experiencia completa en una sala de cine, es entretenida, tiene momentos de tensión que funcionan y visualmente es admirable. Juega muy bien con el contexto histórico en el que se encuentran sus personajes, además de que saben utilizar el tiempo de la película, pues logran dar un mensaje sobre la relevancia que tuvo la participación de los liquidadores de Chernóbil para evitar una catástrofe más grande de la que hubo. Vale la pena ver en cines.

Avance subtitulado de Chernóbil: La Película

Fidel Mancilla
En la actualidad soy estudiante de comunicación y periodismo en la FES Aragón, tengo 20 años, he colaborado en diversos proyectos para festivales de cine. Dirigí y escribí el cortometraje "Últimos Momentos" que se proyecto en el Festival Internacional de Cine del CCH "Cecehachero Film Fest". Mi más grande meta es ser director de cine.

Últimas Noticias

Reseñas