martes, diciembre 7, 2021
Octaviohttps://lomioes.com/
No soy ningún crítico, simplemente soy un adicto al cine de toda la vida.

Últimas Noticias

Chapelwaite: Adrien Brody sacrifica su cordura en una nueva adaptación de Stephen King

¿De que trata Chapelwaite? Ambientada en 1852, el episodio de estreno presenta a los espectadores la turbulenta historia de la familia Boone de Preacher’s Corners, Maine. En particular, el joven Charles Boone se enfrenta a la aterradora locura de su padre, que a su vez lleva al joven a escapar al otro lado del mundo. Charles adulto (Adrien Brody) se convierte en ballenero, esposo y padre. Está felizmente casado con una esposa japonesa y han criado a tres hijos inteligentes y empáticos: Honor (Jennifer Ens), Loa (Sirena Gulamgaus) y Tane (Ian Ho). Cuando la Sra. Boone contrae una enfermedad, antes de morir, le dice a Charles que lleve a los niños a su tierra familiar y les dé un nuevo comienzo en tierra firme. Con el corazón roto y reticente a regresar a su complicado legado familiar, Charles honra su deseo.

Todas las compañías de streaming parecen querer tener su propia adaptación de una historia de Stephen King y como las novelas son muy codiciadas, algunas empresas de las más pequeñas se conforman con los cuentos cortos. Este es el caso de EPIX y Chapelwaite, una adaptación de “Jerusalem´s Lot” que se lanzó con la colección «Night Shift»en 1978.

Como todos los cuentos cortos que son adaptados a serie, sufren de la necesidad de expandir la historia al número de episodios que el streamer siente que justifica su inversión por los derechos. En este caso se ordenaron 10 episodios, por lo que Jason y Peter Filardi se embarcaron en la tarea de forzar la trama más allá de su versión ideal. Lo cuál es el punto más doloroso de Chapelwaite, los episodios de relleno. Sin embargo, el pecado no es tan significativo como para descartarla.

Los hermanos Filardi toman la premisa de la maldición de una familia del cuento original y la intensifican un poco, produciendo un hibrido de historia de terror y casa embrujada que es impregnado de trauma y duelo intergeneracional. En el centro de la historia se encuentra Charles Boone (Adrien Brody), quien en la obra original navega por una misteriosa mansión con solo su sirviente como compañía. Aquí, le han dado una familia. Después de un prólogo inquietante en el que la esposa de Charles muere en el mar, destrozando las vidas de su esposo y sus tres hijos. Los Boones sobrevivientes se mudan a Preacher’s Corner, Maine, donde su primo le ha heredado una enorme casa. Las cosas rápidamente salen mal.

El origen del terror que impulsa Chapelwaite cambia y evoluciona como si se viera a través de un perverso caleidoscopio. Ni el espectador ni Charles están muy seguros de qué temer exactamente en esta configuración aparentemente clásica de casa embrujada. ¿Los ruidos que se escuchan en toda la casa son realmente ratas como sospecha Boone al principio? ¿Son una alucinación nacida de su propio dolor? ¿O es algo mucho más amenazante? Los lectores del cuento conocen hasta cierto punto la respuesta a esa pregunta, pero hay suficiente evolución en la narrativa como para sorprendernos. Chapelwaite nos mantiene a todos adivinando en su primer tramo. Pero tampoco se siente como si nos ocultaran información. Las respuestas llegan, lentamente al principio y luego de golpe. La historia se mueve salvajemente entre el misterio de ritmo lento y el thriller sobrenatural, pero hay un método para su locura. Es multifacético sin ser complicado, grotesco sin pretensión.

Adrien Brody brinda una gran actuación, retratando a Charles como el tipo de hombre melancólico que se encuentra a menudo en los cuentos góticos, pero también aportando una capa de fatiga al personaje que lo hace profundamente humano y falible. No siempre puede proteger perfectamente a sus hijos. Es fuerte pero no indestructible. Durante uno de los diversos clímax, es Rebecca (Emily Hampshire) quien tiene que salvarlo. Brody hace de Charles un personaje con el que podemos empatizar, pero también parece, al igual que la casa, demasiado deteriorado. Hampshire es una curiosa elección de reparto como Rebecca Morgan, la institutriz que Charles contrata para ayudar con los niños. Las escenas entre Rebecca y Charles llegan como una ocurrencia tardía y sin justificación; la tensión que surge cuando los niños descubren que ella tiene motivos ocultos para mudarse a Chapelwaite funciona mejor. Los niños actores son todos capaces, y Gulamgaus en particular tiene que escenas importantes en la segunda mitad de la serie.

Chapelwaite es extremadamente disfrutable, aunque tal vez hubiera sido más solida como sólo 6 o 8 episodios, forzando la narrativa a ser más concisa e intensa, digna de un gran elenco que no palidece en ningún momento.

Reseña en video de Chapelwaite

Octaviohttps://lomioes.com/
No soy ningún crítico, simplemente soy un adicto al cine de toda la vida.

Últimas Noticias

Reseñas