miércoles, julio 28, 2021
Fidel Mancilla
En la actualidad soy estudiante de comunicación y periodismo en la FES Aragón, tengo 20 años, he colaborado en diversos proyectos para festivales de cine. Dirigí y escribí el cortometraje "Últimos Momentos" que se proyecto en el Festival Internacional de Cine del CCH "Cecehachero Film Fest". Mi más grande meta es ser director de cine.

Últimas Noticias

Calles en guerra, acción para dominguear

Jean-Claude Van Damme es una de las estrellas de acción más reconocidas dentro del mundo del género, dónde destacó en obras como en Kickboxer, Soldado Universal o su participación en el gran elenco de Los Indestructibles 2. En esta ocasión interpreta a un veterano de guerra adicto en Calles en Guerra (We Die Young), una película de acción que no sirve más que para entretener.

Daniel (Van Damme) es un veterano de guerra que recurre a las drogas para calmar los traumas que lo abruman en su vida diaria. Es ahí donde conoce a Lucas (Elijah Rodriguez), un adolescente que trabaja para una pandilla en Washington y quién intenta escapar junto a su hermano pequeño después de una serie de eventos que los orillan a huir, por lo que Daniel es su mejor opción para salir vivos de ahí.

Lo primero que debe saber uno al ver este tipo de películas es que lo mejor que podemos conseguir es entretenernos y pasar un rato agradable, sin preocupaciones o expectativas altas y justo eso se cumple con Calles en Guerra, ya que no es una película que intenta marcar algo diferente en el género, al contrario, cae en muchos lugares comunes que es imposible no compararlas con otras propuestas de mejor calidad.

Sin embargo, se agradece el esfuerzo por intentar dar un contexto sobre las pandillas, es ahí uno de sus puntos más interesantes, aunque por momentos puede caer en un cliché ya establecido, el filme se encarga de no estereotipar demasiado a sus personajes y escenarios, porque pudo ser lo que hubiera provocado una experiencia menos satisfactoria, pero termina siendo una oportunidad perdida.

Pero es su guión lo que precisamente no termina de convencer, las situaciones y motivaciones de cada uno de los personajes pecan de ser poco innovadores, no toman riesgos en puntos determinados de la trama que pudieron ser increíbles si tan sólo se hubieran empeñado en profundizar en ellos, simplemente se quedan ahí para impactar de forma más rápida, generando que solo quede en algo desperdiciado y que fácilmente pudo haber llevado al filme a una posición mejor de lo que habían planteado.

Y es que ese es otro de los aspectos que se pudieron pulir y hubieran terminado por ser algo importante, pues tienen un tema, que si bien es común, se pudo haber explotado aún más y tomar un camino que llevara a la reflexión sobre las pandillas delictivas que hay en Washington, pero al parecer optaron por algo más seguro y solo es recurso para que el héroe y los personajes que lo acompañen se enfrenten a ellos y tengan algo con que lidiar a lo largo de la película.

El elenco tiene poco con lo que puedan brillar, los diálogos y situaciones no les permiten demostrar más allá de lo que pueden entregar, sin embargo se reconoce su esfuerzo, sobre todo el de David Castañeda como Rincón, quien con lo que tiene a la mano intenta ser convincente, aunque no hay mucho que rescatar. Jean-Claude Van Damme es quizá el que tiene un papel más difícil, debido a que su personaje es mudo y el verlo comunicándose con el resto del reparto llega a ser frustrante e incluso innecesario.

A lo largo del largometraje se percibe bastante el dinamismo que trataron de crear en las secuencias de acción y el montaje en general, pues hay demasiados cortes rápidos para generar esa sensación de adrenalina por la que viven los personajes en su entorno, sin embargo no deja apreciar el mundo en dónde se desenvuelven, pudo ser trabajado de mejor manera ya que no es mala idea tomando en cuenta el contexto social en el que se inspiran.

Calles en Guerra pudo ser mejor en muchos sentidos, pero opta por ser un producto que pasa sin penas ni glorias y solo sirve para pasar un buen rato en un domingo por la tarde, lo cual es lamentable porque a pesar de que tiene un tema muy común e incluso repetitivo, tenía elementos para sacarle más provecho. Cumple a la perfección con esa categoría de “no esperes nada y solo déjate llevar”.

Avance subtitulado de Calles en Guerra

Fidel Mancilla
En la actualidad soy estudiante de comunicación y periodismo en la FES Aragón, tengo 20 años, he colaborado en diversos proyectos para festivales de cine. Dirigí y escribí el cortometraje "Últimos Momentos" que se proyecto en el Festival Internacional de Cine del CCH "Cecehachero Film Fest". Mi más grande meta es ser director de cine.

Últimas Noticias

Reseñas