miércoles, julio 28, 2021
Ave en Pijamahttps://aveenpijama.wixsite.com/blog
Ligera y fugitiva, ajena e imposible, creativa y romántica empedernida.Soy como un libro, aparentemente aburrido. No te das cuenta si está ahí o no, pero una vez que lo abres, te das cuenta, página a página, que escondo un secreto y guardo misterios, que no soy como pensabas, que tengo magia e imaginación, que estoy llena de inspiración y acertijos, pero no lo sabes, por eso te invito a leerme.Amante de la literatura y de las palabras. Mi pluma es mi arma.Aspirante a escritora.

Últimas Noticias

Cada quién su sueño: “Luca”

Pixar Animation Studios vuelve a la pantalla con Luca, una fantástica aventura veraniega mucho más leal al formato Pixar, con una historia lineal y digerible para los más pequeños, pero no por ello, menos conmovedora y entretenida.

Un discurso cargado de metáforas y analogías, acompañado de antiguos mitos y leyendas del océano (criaturas marinas) y el folclore regional italiano.

Cinéfilos, acompáñenme a sumergirme en el mundo submarino de “LUCA”, pero consideren que hablaremos de algunos aspectos importantes de la trama, por lo que la ALERTA DE SPOILERS entra en efecto.

En su debut como director, Enrico Casarosa nos traslada a la Riviera italiana de los años 50, donde conoceremos a Luca Paguro, un niño tritón -dios griego del mar que generalmente se representa como un ser mitad hombre y mitad pez- con un ferviente deseo por descubrir lo que hay en la superficie. (¿Suena familiar?)

Su insaciable curiosidad encontrará soporte en Alberto Scorfano, otro niño tritón que siente atracción por la vida humana, pero a diferencia de Luca, sus miedos no son nada comparados con su osadía y hambre por aventura. Juntos, estos polos opuestos, no se detendrán ante nada hasta cumplir su sueño: Obtener una motoneta Vespa para recorrer libremente el mundo.

Su misión se entrelaza con la vida de Giulia Marcovaldo, una perspicaz niña italiana que, mientras hace todo lo posible por ayudarlos, involuntariamente acentuará las diferencias entre los dos amigos.

“LUCA” se inspira en la infancia de su director italiano en Génova. Casarosa, al hablar de su niñez, se ha descrito como “un niño tímido, cobijado por su familia” que necesitó de Alberto -el nombre de su mejor amigo- para salir de su zona de confort y explorar una nueva faceta de sí mismo.

El desarrollo del guion giró entorno a interrogantes que el propio director se hacía: “¿Cambié gracias a esa amistad?, ¿Crecí?, ¿Me encontré a mí mismo?, después de aprender tanto, ¿era la misma persona?”

Desde esa arista, la cinta es ya interesante y conecta con el público, porque nos hace preguntarnos si nosotros hemos tenido un amigo como Alberto, si nosotros hemos sido el Alberto de alguien o si desde la batuta de Luca, seguimos en búsqueda de ese amigo, pero ¿qué más nos han querido contar con esta historia?

Haciendo uso del tritón como una analogía a lo intruso, a lo diferente, el filme funge como un discurso incluyente a la diversidad en todas sus presentaciones y colores.

Mucho se ha especulado acerca de si la cinta es una dedicatoria a la comunidad LGBTIQ+ o no, lo que yo puedo decir al respecto es que, todas las películas están sujetas a la interpretación de su audiencia.

Como agitador de conciencias, el cine despierta nuestra imaginación, nos sensibiliza y fomenta el diálogo en un lenguaje sin fronteras; en consecuencia, cada espectador -dependiendo de su entorno, educación, religión, vivencias, etc.- tendrá una perspectiva distinta del producto fílmico.

El cine es en esencia, una experiencia que unifica al mundo, por lo que resulta incongruente y barbárico construir barreras entorno a una historia tan excepcional como lo es “LUCA”.

Por si lo anterior aún no es suficiente, el filme tiene aún dos ases bajo la manga (que a mi parecer son las mejores enseñanzas para pequeños y grandes)…

A lo largo del desarrollo de la historia, nos percatamos de que entre los protagonistas se empieza a crear una separación, hay una ruptura ocasionada por el cambio. Las prioridades de Luca han ido por otro rumbo y sus sueños ya no son similares a los de Alberto, esa ilusión que alguna vez los unió hoy ya no es.

Casarosa nos presenta así la más pura esencia de la vida y del amor: “¡Cada quién sus sueños!”  Los personajes soñaban algo distinto, poseían metas y gustos diferentes, pero “¡está bien soñar diferente, qué bueno que es así! ¡ningún sueño es mejor que otro!”. Mientras Luca soñaba con aprender, ir a la escuela para descubrir el mundo que tanto había anhelado, Alberto deseaba la simpleza y la rutina de una pequeña ciudad, soñaba con la libertad de una Vespa y la compañía de la familia.

El final es feliz para todos porque cada uno, desde su postura, aprende a ser fiel a sí mismo, le es fiel a aquello que hace latir su corazón sin importar lo que esto sea.

En un mundo donde lo borreguil es tendencia y el rebaño rechaza y condena a la individualidad, “LUCA” llega como un aire fresco que nos recuerda que, sólo siendo leales a nosotros mismos es como encontramos la verdadera felicidad.

Silenciando a Bruno, el ave en pijama.

«SILENZIO BRUNO

Avance de Luca

 

Ave en Pijamahttps://aveenpijama.wixsite.com/blog
Ligera y fugitiva, ajena e imposible, creativa y romántica empedernida.Soy como un libro, aparentemente aburrido. No te das cuenta si está ahí o no, pero una vez que lo abres, te das cuenta, página a página, que escondo un secreto y guardo misterios, que no soy como pensabas, que tengo magia e imaginación, que estoy llena de inspiración y acertijos, pero no lo sabes, por eso te invito a leerme.Amante de la literatura y de las palabras. Mi pluma es mi arma.Aspirante a escritora.

Últimas Noticias

Reseñas