A Jennifer Aniston le gustaría que hubiera menos películas de Marvel

Jennifer Aniston, quieren parece estar interpretando a su personaje de Friends de por vida, comentó que las películas como las de Marvel, están disminuyendo la oferta cinematográfica y que le gustaría volver a la era de Meg Ryan.

El próximo mes Jennifer Aniston volverá a incursionar en las series de televisión de la mano de The Morning Show, una nueva producción encabezada por Rachel Green y Reese Witherspoon que llegará directamente al nuevo servicio de streaming de Apple.

En ese contexto, Aniston concedió una entrevista con Variety sobre las motivaciones de su regreso a la televisión y aprovechó para mostrar su descontento con el actual panorama de la industria cinematográfica, y en particular el dominio de ciertas producciones como las películas de Marvel.

“No fue hasta hace un par de años cuando todos estos servicios de streaming comenzaron a explotar con un cierto nivel de calidad que comencé a pensar ‘Wow, eso es mejor que lo que acabo de hacer”, comentó Aniston. “Y ves lo que está disponible y simplemente está disminuyendo y disminuyendo, solo hay grandes películas de Marvel. O cosas que no me piden que haga o que realmente no me interesan, como vivir en una pantalla verde”.

Además de su rol en The Morning Show, Aniston ya ha protagonizado otros proyectos para plataformas de streaming como la película Murder Mystery que protagonizó junto a Adam Sandler y fue todo un éxito, según las misteriosas estadísticas de Netflix.

“Creo que me encantaría que volviera la era de Meg Ryan“, dijo la actriz. “Solo creo que sería bueno ir a una sala de cine, sentirse cómodo. Creo que deberíamos tener un resurgimiento. Volvamos a los ‘Terms of Endearment’. Ya sabes, ‘Heaven Can Wait’, ‘Young Frankenstein’, ‘Blazing Saddles’, ‘Goodbye Girl‘”.

Los comentarios de Aniston llegan después de que Martin Scorsese argumentara que las películas de Marvel “no eran cine”, propiciando respuestas de varios actores del MCU. Algo que pone sobre la mesa el debate sobre el impacto que, para bien o para mal, han tenido esas populares producciones en la industria del cine.