Rescatan a un hombre que pasó un mes en la cueva de un oso

Un hombre fue confundido por una momia cuando unos cazadores lo encontraron en la cueva de un oso, después de que el animal lo mantuvo ahí durante un mes. Esta es la historia de Alexander, un hombre que se enfrentó a un oso y perdió, convirtiéndose en bocadillo durante el periodo de hibernación de un oso.

De acuerdo a un reporte de The Siberian Times, esto sucedió en la remota región rusa de Tuva, aunque el Ministro de Salud de la República de Tuva desmintió que esto haya sucedido en sus fronteras, aunque aceptó que pudo haber acontecido en una zona cercana.

No se sabe que hacía este hombre cerca de la cueva del oso ni a que se dedica, pues apenas recuerda su nombre, pero no su edad o otro tipo de información personal. Alexander fue encontrado por unos cazadores que ingresaron a la cueva cuando sus perros no dejaban de ladrar en la entrada. Al principio pensaban que se trataba de una momia, pero rápidamente se dieron cuenta de que seguía con vida y buscaron atención médica.

Según el diagnóstico inicial, Alexander se rompió la espalda enfrentando al oso, que lo arrastró hasta el fondo de su cueva como alimento para una posterior ocasión. No se explican los médicos como es que logró sobrevivir con la seriedad de sus heridas y bebiendo únicamente su propia orina.

Debido a que permaneció inmóvil para no llamar la atención del animal durante cerca de 4 semanas, su piel había comenzado a pudrirse y no era capaz de moverse.

A principio de este año, el cadáver de un hombre fue encontrado en circunstancias similares en Rusia, como reportó el Express. Sus restos fueron encontrados en la cueva de un oso pardo en Tatarstan. Por suerte para Alexander, el si podrá contar su historia.

Con información de Unilad