Messi, Mascherano y una anécdota rumbo a Rosario

Mientras vacacionaba Leo Messi en Argentina tuvo un problema vial en donde fue auxiliado por un bombero. El hecho lejos de parecer sencillo habla mucho del jugador y de la diferencia de los países.

Lo que más sorprende a compañeros es que el máximo astro del futbol viaje sin seguridad, tal vez la paranoia de vivir en México con un culto al uso de escoltas por parte de famosos y no tan famosos influye en este sentimiento. ¿En cuántos países del mundo podría Messi, su novia y Mascherano viajar solos y sin riesgos? Honestamente creo que en pocos.

El tri de amigos se dirigía a Rosario cuando una llanta se les ponchó. Enseguida fueron asistidos por el jefe de bomberos de la ciudad. Que no podía creer que al volante de ese vehículo se encontrará Lionel Messi y justo después vio descender a Javier Mascherano.

Estuvieron esperando 40 minutos a que llegara el hermano de Messi a auxiliarlo, supongo que ni Messi ni el jefe de bomberos tenía un gato hidráulico o una llanta extra. Messi accedió a tomarse una foto con Miguel Sanchez, quien permanecía en su asombro.

En ese momento me llamó mi hija para saber si volvía a almorzar a casa y cuando le dije que me iba a comer con Messi, no me creía. Entonces le pasé el teléfono y él la saludo por su cumpleaños”.

Fuente: larazon.com.ar