Jim Carrey: el ascenso y caída de un comediante

James Eugene Carrey o mejor conocido como Jim Carrey, fue una de las figuras cómicas más exitosas en la década de los 90 y unos cuantos años de los 2000. Considerado por algunos como un actor camaleónico, Jim exploró varios géneros fílmicos recibiendo ovaciones tanto del público, como de la crítica especializada.

Su debut estelar en el hilarante personaje de Ace Ventura (1994) lo catapultó como una de las figuras mejor pagadas en el mundo de la comedia, gracias a un carisma que muy pocos podrían igualar.

Algunos pensarán que Jim solo se enfoca en hacer gestos y expresiones, pero la realidad es otra. Era entregado a sus papeles, así sean los más pequeños roles, siempre tenía una energía que era fácil de contagiar a los espectadores. Para que se puedan dar una idea del nivel de compromiso que tenía, los invito a ver el documental “Jim y Andy” de Netflix, en el que Carrey interpretó a su máxima inspiración en comedia, Andy Kaufman. Aquí vemos como se metió tan de lleno al personaje, que tuvo problemas con la producción por su conducta poco ortodoxa.

Otra película en donde vemos a Jim dándolo todo fue en The Truman Show (1998), filme que hasta el día de hoy, se sigue analizando por su compleja tesis sobre el efecto de la televisión en nuestras personas e incluso, nos ha llevado a cuestionarnos sobre si nuestra vida está ya programada o si todo es real.

Sin embargo, su vida fue toda una montaña rusa de emociones, provocando que la imagen sobre su persona cambiará radicalmente con el paso de los años.

No toda su vida fue sencilla, ya que su familia no era adinerada, tenía problemas económicos, llevando a Jim a dejar la escuela a los 15 años y trabajar para sostener a su familia. Cuando su padre falleció, Carrey pidió llenar su féretro de dinero, ya que no quería que se fuera en la misma condición con la que combatía, en la pobreza.

La difícil situación económica continúo llevando a Carrey a vivir en una camioneta y con un calentador, ya que el dinero era insuficiente para siquiera tener un techo donde vivir.

Todos piensan que Jim era el hombre más carismático del mundo, como si todo lo malo en el mundo no le afectara, pero es lo contrario, ya que él padecía de depresión y trastornos anímicos, situación que le sucedió a su papá y que le pasaba a su hermana.

Cuando salió el largometraje Eterno Resplandor De Una Mente Sin Recuerdos (2004), la cuál tiene como temática la soledad y el duelo emocional después de un rompimiento amoroso, Jim Carrey declaró que la película era un reflejo de su vida, recordando que su papel como Joel era un hombre reservado, solitario y tímido.

Escoger el momento en que la carrera de Carrey comenzó a ir en picada fue una entrevista en particular. Lo que parecía ser un show de rutina para el presentador Jimmy Kimmel, paso a ser una situación incómoda, ya que Jim comenzó a hablar de temas delicados para el público en general.

Desde dicha entrevista, Jim dejó de ser buscado por las grandes productoras, la polémica causó estragos en su trabajo, dejando al carismático actor en el olvido.

De ahí vinieron una serie de sucesos que aumentaban la controversia detrás de la imagen del actor. Otra incómoda entrevista sirve de ejemplo, ya que en un desfile de modas, Jim hizo una aparición que cruzó los límites de lo incómodo.

La perdida de un ser querido puede marcar nuestra vida, cuestionando nuestro lugar y cegando todo lo que es esencial. Jim Carrey aparte de lidiar con la muerte de su padre, tuvo que soportar el lamentable deceso de Cathriona White, su pareja sentimental en el 2015, quien fue hallada sin vida, llegando el informe del forense del motivo de la muerte: suicidio.

Pero lo que hace aún más controversial este trágico suceso fue la nota que Cathriona dejó a Carrey, dónde lo culpa de su muerte y su situación sentimental depresiva. “Antes de ti, tal vez yo no tenía mucho, pero tenía respeto. Yo era una persona feliz. Te conocí y me introdujiste a la cocaína, las prostitutas, abuso mental y las enfermedades. Hiciste cosas buenas por mí, pero estar contigo me rompió como persona, Jim. Absorbiste cualquier cosa buena que todavía quedara en mí”.

Jim Carrey contrademandó a la familia de White por las acusaciones de negligencia en su contra, negando todo de lo que se le culpó en dicha carta.

A pesar de todo, en la actualidad  Jim Carrey ha regresado al mundo del cine gracias a la adaptación de Sonic, incluso siendo considerado para unirse al Universo Cinematográfico de Marvel. Sin dejar de lado su increíble participación en la serie “Kidding” que lo llevó a ser nominado al Globo de Oro.

Además, su pasión por la pintura ha crecido aún más, realizando obras profundas y muy buenas, obras que de igual manera pueden encontrar en sus redes sociales.

Sin duda alguna, la vida poco estable de Jim Carrey sirve de ejemplo de como sobrellevar las situaciones, mantener esa chispa que te caracteriza y proyectarla en cada una las cosas que haces. Esperemos que en el futuro sigamos viendo a este fascinante actor.

Fidel Mancilla
En la actualidad soy estudiante de comunicación y periodismo en la FES Aragón, tengo 20 años, he colaborado en diversos proyectos para festivales de cine. Dirigí y escribí el cortometraje "Últimos Momentos" que se proyecto en el Festival Internacional de Cine del CCH "Cecehachero Film Fest". Mi más grande meta es ser director de cine.