Las tendencias de moda están siempre en continuo movimiento. Sabemos que lo que pasó de moda, volverá a resurgir años después. Y que la moda se convierte cada día más en unisex. Por ello no nos extraña ver los primeros tacones para hombre. Al igual que las mujeres hemos conquistado sus zapatos masculinos, ahora les toca a ellos dar el salto a la feminidad.

Aunque nos parezca mentira, ya existen en el mercado numerosas tiendas de tacones para hombre que ofrecen en sus catálogos de zapatos espléndidos y altísimos tacones de aguja para hombre.

De acuerdo al diario Times de la India, los zapatos tacón aguja han sido introducidos recientemente en los círculos de vanguardia de la moda en el país de Gandhi. Y créase o no, ya hay un puñado de valientes modelos que los desfilan a toda honra. Claro que el común de la población masculina se rehúsa a lucirlos. Sin embargo esta nueva moda está dirigida hacia la alta sociedad india, una élite que está dispuesta a pagar desde 500 a 5.000 dólares el par de zapatos.

Dentro del exclusivo círculo de diseñadores, celebridades y miembros de alta alcurnia las opiniones están divididas. Algunos dicen que es una moda pasajera y se extinguirá tan pronto como a alguien se le ocurra la próxima locura. Todo lo contrario a quienes apuntan que los “stilettos” llegaron para quedarse.

Manish Malhotra y Ravi Bajaj, dos expertos diseñadores declararon que los zapatos tacón aguja para varones no tienen larga vida, pues a los hombres les cuesta mucho más que a las mujeres mantener el equilibrio arriba de ese tipo de calzado, y nunca se sentirán interesados en aprender a caminar en ellos.

Y aunque no lo quieran reconocer, muchos famosos (incluimos aquí a políticos, cantantes y actores) usan plataformas de tacón para hombre. De sobra es conocido, por ejemplo, que la baja estatura de Bono, el cantante de U2, o del presidente francés Nicolás Sarkozy, usan zapatos con plataforma para hombre, que, disimulados bajo el pantalón, los hace crecer unos cuantos centímetros.

Por fin se van a poner de moda los tacones para hombre, y no tendrán que fingir que no los llevan.

Eso sí, no nos imaginamos cómo será una reunión de políticos mundiales todos con los tacones para hombre en la mano después de varias horas de debate. Todo un descubrimiento.

 

 

Comments

comments