El poder que demostraba The Walking Dead en los niveles de audiencia de los domingos continúa decayendo al mismo tiempo que el interés por el show, ya casi ha alcanzado el nivel más bajo de la historia de la serie. El drama de zombies de AMC sigue siendo extremadamente popular, pero desde que comenzó la octava temporada el declive ha sido constante.

La caída comenzó a hacerse notable en el debut de la octava temporada, que fue tuvo un impacto mucho menor que la anterior temporada, llegando a un nivel tan bajo que no se veía en la franquicia desde la 3 temporada. A partir de entonces la serie no ha logrado consolidarse y la última vez que los números de audiencia fueron tan bajos fue durante la segunda temporada. Esto fue mucho antes de que The Walking Dead explotará como la serie sensación que ahora es.

Hay que dejar algo bien claro, The Walking Dead es extremadamente popular y se mantiene con excelentes números de audiencia, pero la reciente tendencia no debe menospreciarse.

El hecho de que la gente deje de sintonizarla sugiere que comienzan a cansarse del argumento actual de la serie, que se mueve lentamente y exponencialmente. Esto fue muy obvio con el último episodio “The Big Scary U” que fue el quinto episodio de la temporada en retomar elementos de la premiere.

Estamos muy lejos de pensar que The Walking Dead podría ser cancelada por bajos niveles de rating. Pero es una señal de que no podrán alargar la serie tanto como hubieran deseado y deberían darle una fecha apropiada de término, para darle al programa y a los fans el cierre que tanto merecen.

Con información de Screen Rant