Hace mucho tiempo (no realmente, pero parece que así fue) Stranger Things jugaba con la posibilidad de una posible segunda temporada, dejándonos con el escenario de que el drama de Netflix sufriría un reboot cada año. Ese plan obviamente se cayó, pero los hermanos Duffer ahora revelaron un final modificado de la primera temporada que era mucho más arrebatador.

Están advertidos de SPOILERS de la temporada 1 y 2 de aquí en adelante. La temporada secuela del drama de Netflix no fue tímida en revelar que el personaje de Millie Bobby Brown, Once sobrevivió su climática batalla con el Demogorgon. La primera temporada terminó con Once desintegrándose junto con la bestia del “Otro Lado” pero pronto nos enteramos que ella apareció sin heridas en el reino de los monstruos.

Si Stranger Things hubiera seguido la premisa original de los Hermanos Duffer de crear una antología no relacionada por temporada, la desaparición de Once hubiera sido permanente. Como Ross lo explicó en una sesión de preguntas y respuestas en la Universidad de Chapman. La idea siempre había sido sacrificarla.

“Tal vez no debería decir esto porque me gusta pretender que todo esto fue planeado, pero originalmente (Stranger Things) fue propuesta como una serie limitada. Así que era como que, Once tenía que sacrificarse a si misma para salvar al mundo y eso sería todo, porque convertirse en una serie limitada era muy importante.”

Los hermanos Duffer aseguran que Netflix les pidió (casi ordenó) que se quedaron con el joven talento que acaban de cultivar, en lugar de contar una historia completamente nueva en la segunda temporada. Sin embargo, los cabos sueltos no son del agrado de los creadores, por lo que la segunda temporada de Stranger Things fue diseñada específicamente para evitar un cliffhanger con miras a la tercera temporada.

  • ¿Crees que Netflix tomó la decisión correcta o deberían haber empezado de cero?