Sherlock puede ser uno de los mejores dramas de la era moderna de la televisión, pero también ha sido muy inconsistente. Cuando es buena es sorprendente, pero cuando tropieza es sumamente frustrante.

Durante cuatro temporadas y prácticamente siete años hemos tenido un tremendo viaje al lado de Sherlock Holmes (Benedict Cumberbatch) y el Dr. John Watson (Martin Freeman). Ha habido puntos altos y bajos, a veces en el mismo episodio. También hemos tenido escenarios victorianos, palacios mentales y alucinaciones con drogas y también, bodas, bebés y funerales. Sobre todo eso, hay una incomparable amistad.

Esta es una lista realizada por Collider en dónde clasifican los 13 episodios emitidos de Sherlock del peor al mejor:

13. The Empty Hearse

(Temporada 3, Episodio 1)

Al iniciar la tercera temporada, Sherlock regresaba de una pausa de 2 años que incrementó la anticipación de la audiencia después del excelente final de la segunda temporada. The Empty Hearse nos presentó por primera vez a Mary Morstan ( Amanda Abbington); las constantes bromas de Sherlock por su aparente muerte y su relación fraternal con Mycroft (Mark Gatiss), sin embargo como aprendimos en el último episodio de Sherlock, “el contexto emocional importa”.

Después de ver a Sherlock fingir su propia muerte frente a Watson, rompiéndo su corazón y su alma, este episodio tenía un objetivo en especial: tratar con las consecuencias emocionales de esa decisión y del inevitable regreso de Sherlock de una manera satisfactoria. No lo logró.

12- His Last Vow

(Temporada 3, Episodio 3)

El final de la tercera temporada estuvo lleno de intriga y acción. También fue un episodio caótico que capitalizó una caótica temporada. Trató de hacer demasiado y tuvo éxito en muy poco. Mary le dispara a Sherlock, revelándose como una antigua asesina. Entonces John se ve forzado a decidir si perdonará a su embarazada esposa por su decepción (y por dispararle a su mejor amigo). Además de eso, Sherlock trabaja para que Mary (y por extensión John) no caigan en las manos del extorsionador Charles Magnussen, quien demuestra su poder sobre las personas al originar en la chimenea de Baker Street y lamiendo el rostro del Dr. Watson.

Como gran parte de la tercera temporada, “His Last Vow” tuvo brillantes momentos, pero fueron apocados por sus agujeros en la trama. Su mayor crimen fue haber hecho que Sherlock resolviera el caso Magnussen con una bala, en lugar de su cerebro. El episodio termina con Sherlock disparando a quemarropa a Magnussen en la frente, delante de miembros del gobierno británico.

Fue decepcionante ver una serie tan enfocada en resolver problemas basándose en el intelecto (representado por Sherlock) y en las emociones (representadas por Watson) recurriendo a un elemento demasiado común: la violencia/asesinato como una solución. Tenemos demasiadas películas y shows de televisión que resuelven problemas con balas. Una de las razones del éxito de Sherlock era la glorificación de otros recursos.

Si el asesinato de Magnussen a manos de Sherlock no fuera suficiente, el episodio termina con la veloz absolución de Sherlock de cualquier consecuencia por su crimen. ¿El fin justifica los medios?

11.- The Final Problem

(Temporada 4, Episodio 3)

El episodio final de Sherlock (hasta ahora) nos presenta a Eurus Holmes. La tercera hermana de la familia Holmes y torturadora personal de Sherlock desde que es un niño. Ciertamente lleva el término de hermano abusivo a otro nivel. De alguna manera, resulta agradable ver a Sherlock siendo tan manipulado después de verlo hacer lo mismo con John.

Podríamos haber pasado toda la temporada conociendo a Eurus Holmes. En lugar de eso, nos enteramos de todo su pasado y caracterización en un sólo episodio, lo que la hizo sentir más como un instrumento argumental, que un personaje integral.

“The Final Problem” tiene cosas excelentes, por supuesto. Las interpretaciones son fenomenales como siempre. Vemos un breve pero justificado regreso de Moriarty. Tenemos un vistazo del pequeño Sherlock que jugaba a ser pirata y la aterradora explicación de “Barba Roja.” Tal vez lo más interesante es que podemos ver como reacciona Mycroft en situaciones de alto estrés que se se encuentran fuera de su control. El episodio fue un experimento interesante, pero decepcionante al representar la increíble afirmación de que mientras una persona sea más inteligente se encuentra mas desconectada de los valores humanos.

10.- The Six Thatchers

(Temporada 4, Episodio 1)

Como otros episodios en esta lista, The Six Thatchers, sería mejor calificado si no fuera por su final. El episodio debut de la cuarta temporada tuvo una estructura más tradicional. Podemos ver a Sherlock, John y Mary resolviendo casos, el nacimiento de Rosie Watson y su interacción con Sherlock. Si tan sólo hubiéramos podido tener esta dinámica por más tiempo o por lo menos por este episodio…

The Six Thatchers rápidamente se desarrolla como un melodrama de espias, con Mary realizando un viaje (sin sentido) alrededor del mundo, para ser encontrada por Sherlock y Watson en Marruecos. Mary eventualmente desafía las leyes de la física al colocarse frente a una bala dirigida para Sherlock. La muerte de Mary no fue necesariamente el problema, todos lo veíamos venir, pero haber utilizado su muerte para crear problemas entre John y Sherlock no sólo fue ofensivo y perezoso sino también redundante.

El punto más bajo de este episodio fue que de la nada, Watson comienza a coquetear con una extraña que conoce en el autobús, rompiendo completamente el perfil del personaje y sin justificación. Convirtiendo al ahora padre de una recién nacida en un completo estúpido.

9.- The Abominable Bride

(Episodio Especial)

Como continuación de “His Last Vow”, The Abominable Bride fue una divertida mirada a lo que Sherlock pudo ser de haber sido ambientada en la época original de las novelas: La Inglaterra Victoriana.

A mitad del episodio se revela que esto resultó ser sólo un recurso y en realidad nos encontramos dentro del palacio mental de Sherlock. El detective aún se encuentra dentro del avión que lo llevaría a su misión suicida como castigo por haber asesinado a Magnussen, tratando de decidir si Moriarty ha regresado a la vida a través de un caso histórico sin resolver en el que una mujer regresó de la muerte para matar a su esposo. Se trata de un experimento inducido por drogas.

Con el desarrollo de la historia se da a entender que los co creadores de Sherlock, Steven Moffat y Mark Gattis, buscan responder a las críticas de que las mujeres no destacan en el mundo de Sherlock y continuamente parecen ser muy ingenuas. La continua sensación de “todo es un sueño” le resta impacto al episodio que tiene como objetivo demostrar la adición a las drogas que originalmente fue descrita por Sir Arthur Conan Doyle en las novelas.

8.- The Blind Banker

(Temporada 1, Episodio 2)

The Blind Banker es el segundo episodio del drama y el primer episodio en el que vemos a Sherlock y John en forma resolviendo casos imposibles. Eran épocas mas simples cuando el show aún estaba cimentado en la realidad, cuando las malas citas de John resultaban en secuestros.

Es el episodio de la primera temporada que probablemente no recuerdes muy bien, son los restos de un show que se encontraba en su cima creativa, pero que aún cae en clichés orientales.

7.- The Hounds of Baskerville

(Temporada 2, Episodio 2)

Un episodio casi perfecto, “The Hounds of Baskerville” es tan parecido como Sherlock podría ser a un drama clásico de episodios. El episodio traduce uno de los casos más sonados de las novelas originales con una visión fresca. Sin ser demasiado ambicioso la trama toma libertades creativas y resulta en un híbrido sumamente interesante.

6.- The Lying Detective

(Temporada 4, Episodio 2)

A diferencia de las primeras dos temporadas de Sherlock, las temporadas 3 y 4 tienen mejores episodios intermedios que al inicio o al final. The Lying Detective, el segundo episodio de la cuarta temporada es un ejemplo perfecto de esto.

El episodio cuenta la historia de Culverton Smith, un filántropo billonario que también es un asesino serial. Toby Jones convierte lo que pudo ser un villano torpe, mal escrito y sin sentido en un escalofriante personaje gracias a su actuación. Mientras tanto Sherlock utiliza esta mente criminal para manipular a John Watson con el objetivo de que olvide la muerte de Mary. Es un clásico movimiento de Sherlock que vuelve su personaje menos y menos atractivo cuando lo piensas.

The Lying Detective también es uno de los pocos episodios recientes que logra con efectividad un giro en la trama que es tanto interesante como sorprendente al revelar a Eurus Holmes. La mejor parte sin dudas es el regreso a un estilo visual cohesivo y de novela que convirtieron a los primeros episodios de Sherlock en algo impresionante.

5.5.- Many Hapyy Returns

(Mini Episodio)

Este episodio fue estrenado en diciembre del 2013, una semana antes del debut de la tercera temporada y realizó un mejor trabajo tratando con el golpe emocional del final de la segunda temporada que “The Empty Hearse”. Nos dio una idea de lo que pudo hacer Sherlock en su ausencia o al menos la especulación de Anderson de esto así como el estado mental de John durante los años posteriores al “suicidio” de Sherlock.

La mejor parte del episodio es haber tenido al personaje de Lestrade como el personaje principal que une todos los cabos sueltos. En ausencia de Sherlock y el duelo de John, Lestrade da un paso adelante y realiza toda la labor emocional.

5.- The Great Game

(Temporada 1, Episodio 3)

La conclusión de la primera temporada de Sherlock, fue el episodio que unió las pistas de Moriarty y nos dio la primera aparición del criminal interpretado con maestría por Andrew Scott. Después de una temporada de  relativas poca importancia, todo se volvió mucho más intenso en The Great Game cuando Moriarty guía a Sherlock a un juego de gato y el ratón con vidas humanas en juego.

Este episodio es clave al demostrar que aunque Sherlock actúa como si nada le interesa, en realidad, si le interesa y mucho.

4.- The Sign of Three

(Temporada 3, Episodio 2)

También conocido como el episodio dónde se casan John Watson y Mary Morstan, The Sign of Three, utiliza el discurso del padrino como marco para mucha de la acción en este episodio mientras trata de resolver un caso enfrente de un salón lleno de invitados a la boda.

Sherlock nunca ha sido tan graciosa o reconfortante como en este episodios, que se manteen enfocado en la relación entre el detective y el doctor mientras suman a Mary a sus vidas. Afortunadamente no la representan como un obstáculo para su amistad, sino como un valor agregado. Lo mejor del episodio es la fiesta de solteros de John, en donde vemos a Sherlock tratando de resolver un caso alcoholizado.

3.- A Scandal in Belgravia

(Temporada 2, Episodio 1)

La presentación de Irene Adler se da en un episodio casi perfecto. A Scandal in Belgravia funcionaría mejor si Irene hubiera superado a Sherlock. En lugar de eso, Sherlock se acobarda en los minutos finales, salvando a la dama en apuros.

El episodio cuenta con la dirección más innovadora de toda la saga, gracias a la dirección de Paul McGuigan, quien creó el estilo visual de Sherlock.

2.- A Study in Pink

(Temporada 1, Episodio 1)

El episodio que lo comenzó todo, A Study in Pink nos da una adaptación de Sherlock Holmes fuertemente cimentada en el mundo moderno. Sherlock envía mensajes de texto,, John Watson escribe un blog. Ambos persiguen asesinos utilizando teléfonos celulares y GPS.

Sherlock es una de esas series que acertaron desde un principio. Cumberbatch y Freeman son perfectos en sus papeles, aunque es Freeman en particular quien en la primera temporada carga con más responsabilidad al representar a la audiencia.

A Study in Pink, realiza un gran trabajo al presentar de manera ambigua al personaje de Sherlock Holmes. Es difícil leer a este tipo. ¿Es un imbécil? ¿le importa? ¿importa? Este es el verdadero misterio que necesita resolverse mientras John Watson junta evidencia para resolver esto de personas como Greg Lestrade, Sally Donovan y Mycroft Holmes.

1.- The Reichenbach Fall

(Temporada 2, Episodio 3)

The Great Game puede haber sido el primer episodio que volvió las cosas importantes, pero fue The Reichenbach Fall cuando se jaló el gatillo. Aquí fue cuando se demostró que cada decisión tiene peso, no existe una solución fácil o buena; sólo la menos perjudicial de dos opciones. Desde los primeros minutos cuando un roto John Watson le dice a su terapeuta que Sherlock Holmes, su mejor amigo, esta muerto, sabes que estos buenos amigos no saldrán sin daños de esta aventura.

Al final, a causa de Moriarty, Sherlock debe tomar la decisión más drástica para mantener a salvo a su amigo, no sólo rompiendo su alma sin también traicionando su confianza a un nivel visceral para “ganar” en el juego sin ganadores de Moriarty. El final de este episodio mantuvo a los fans literalmente a la expectativa por dos años, construyendo hipótesis de lo que pudo haber pasado. Fue Sherlock, y un drama por televisión, en su mejor forma.