Si es que House of Cards regresa a Netflix en algún momento, lo hará sin Kevin Spacey. La tarde de este viernes, la plataforma de streaming anunció oficialmente sus planes para eliminar cualquier tipo de relación con el ganador del Óscar y el Globo de Oro ante la creciente lista de acusaciones de acoso sexual.

“Netflix no estará involucrada en futuras producciones de House of Cards que incluyan a Kevin Spacey”, dijo un portavoz al leer el comunicado. “Continuaremos trabajando con MRC (la productora de House of Cards) en esta pausa para evaluar el futuro del show. También hemos decidido que no estrenaremos la película GORE, que se encontraba en post-producción y esta protagonizada y producida por Kevin Spacey.”

Ha pasado menos de una semana dede que el actor de Star Trek, Anthony Rapp destapó caja de pandora al revelar que el galardonado actor le realizó insinuaciones cuando tenía 14 años de edad. Spacey tenia 26. Desde entonces, Spacey emitió una disculpa pública confirmando sus inclinaciones sexuales pero desde entonces no han dejado de surgir acusaciones que prácticamente han terminado con la carrera del histrión.

El hijo de Richard Dreyfuss dijo el día de hoy que en una ocasión Spacey lo tomó de la entrepierna mientras su padre se encontraba en el cuarto. “Lo que más me disgusta de Kevin, es que tan a salvo se sentía. Sabía que podía manosearme en un cuarto en dónde estaba mi padre y que yo no diría ni una palabra. Y no lo hice.” escribió el actor en una columna para Buzzfeed News.

Cuando las noticias comenzaron a surgir, la producción de la sexta y última temporada de la premiada serie de House Of Cards llevaba dos semanas de haber comenzado. Ahora en pausa, deberán decidir que destino tomar. Parece una sencilla decisión que el personaje de Spacey (Frank Underwood) muera repentinamente y su esposa interpretada por Robin Wright se haga cargo del cierre.

Con información de EW