Los productores de Game of Thrones, David Benioff y Dan Weiss confirmaron que la octava y última temporada se compondrá de 6 episodios, asegurando que ellos tenían la intención desde un principio de contar una historia de 70 horas, y al final serán 73 horas. Lo que deja a la séptima temporada en 7 episodios.

Weiss y Benioff acompañados de Maise Williams (Arya Stark) y Sophie Turner (Sansa Stark) integraron un panel en festival de cine de Austin Texas, South by Southwest. HBO no ha hecho oficial el conteo de la séptima temporada pero si uno sabe sumar, es fácil de adivinar.

Durante la plática, los productores también confirmaron que no estarán involucrados en cualquier spinoff o precuela que HBO quiera desarrollar. “Creo que HBO bien podría hacer otra serie, y tengo muchas ganas de verla y creo que será genial, pero creo que deberían incorporar sangre nueva” dijo Benioff.

No existió ningún video o nuevo avance de Game of Thrones durante el evento, pero las actrices les preguntaron a Weiss y Benioff, de ser posible, a que personaje que ha muerto en la serie, les gustaría revivir, a lo que contestaron Michelle Fairley (Catelyn Stark) y Jack Gleeson (Joffrey Baratheon).

En otra pregunta relacionada con la muerte, los cuatro invitados revelaron cual de todas las escenas en las que fallece un personaje era su favorita:

  • Williams: Viserys Targaryen.
  • Turner: Prince Oberyn Martell.
  • Weiss: Joffrey.
  • Benioff: Ramsay Bolton.

Y por si te lo preguntabas, estas son sus series favoritas, además de Game of Thrones:

  • Williams: American Crime Story: The People vs. O.J. Simpson.
  • Turner: It’s Always Sunny in Philadelphia.
  • Weiss: Atlanta.
  • Benioff: Rick and Morty.

Como anécdota, el grupo comentó cual había sido la PEOR escena que habían filmado en toda la franquicia. ¿Alguien adivina? Pues la escena nunca la vimos. Formaba parte del episodio piloto que fue vuelto a filmar porque era horrible. Lleno de errores de continuidad y de guión. En la escena, los Stark, Jon Snow y Theon, están sin camisa y afeitándose unos a otros. “Cuando la vimos pensamos – Espera, ¿Porqué esta esto aquí? – la única razón por la que la filmamos, fue porque no había continuidad entre la escena anterior en la que todos tienen barba y en la siguiente en la que están arreglados para recibir a los Lannister.” La diferencia de continuidad se debió a que el piloto se grabó casi un año antes de que se filmarán tomas nuevas para intentar corregirlo. “Fue una tortura para los chicos, todos se encontraban flexionando el abdomen para tratar de marcar sus músculos.” Maise Williams recordó que Alfie Allen (Theon) no tomó nada de agua el día anterior para esa escena.

Respecto a la filtración de información confidencial, los productores se han resignado a que por más que se cuiden, algunas cosas eventualmente se llegan a saber. Aunque el regreso de Jon Snow, fue un secreto muy bien guardado.

  • Game of Thrones regresa a HBO el 16 de julio para su séptima temporada.