The Rain es un cautivante drama apocalíptico demasiado familar

The Rain (La Lluvia) podrá ser la primera serie original danesa de Netflix, pero su premisa será sumamente familiar para cualquiera que conoce The Walking Dead.

No, The Rain no cuenta con la presencia de zombies. Pero en los primeros 10 minutos, se vuelve obvio que tenemos frente a nosotros otro drama post apocalíptico sobre un virus que arrasa con la humanidad. La trama es dolorosamente clara, los pocos sobrevivientes lucharan por recursos para continuar con vida.

Si este tipo de temas te atraen, The Rain capturará tu atención casi de inmediato probando ser buen material para dejarte sin dormir un par de días. Por otro lado, si estás cansado de dramas sobre la caída de la humanidad, encontrarás difícil esta travesía durante los 8 episodios que comprenden la primera temporada.

Creada por los cineastas daneses Jannik Tai Mosholt, Christian Potalivo y Esben Toft Jacobsen, The Rain no desperdicia tiempo en ubicarnos en la historia o presentarnos a los personajes principales. De inmediato somos sumergidos en una tensa situación que involucra algo ligeramente trivial: un grupo de estudiantes preparándose para un examen final y perdiendo la paciencia porque la persona que tiene la presentación, Simone (Alba August) no ha llegado. Si se identifican con esto, bien podrían pensar que estamos ante una serie de terror, pero no es así. Pocos segundos después de que Simone aparece y todos respiran con calma, su padre (Lars Simonsen) llega en estado de pánico y se la lleva a rastras insistiendo en que está a punto de llover y no pueden estar ahí cuando eso suceda.

Su padre la mete al auto en dónde ya se encuentra el resto de la familia y se refugian en un bunker oculto en algún lugar en las afueras de Dinamarca, que casualmente es propiedad de la compañía de su padre, Apollon.

Por diferentes razones, mamá y papá desaparecen de la historia con rapidez, dejando a su suerte a Simone y a su hermano Rasmus (Lucas Lynggaard Tønnesen). Ellos permanecen en el bunker por SEIS AÑOS, convirtiéndose en adultos mientras subsistían a base de comida no perecedera.

Todo lo que sabemos, y por ende lo que ellos saben, es que la lluvia que cayó contenía una especie de virus asesino. Con el recurso de los flashbacks, nos enteramos que su padre creó el virus para curar a Rasmus cuando era joven de una enfermedad desconocida. Pero cualquier cosa que suceda en el exterior y la posibilidad de reintegrarse a ese mundo es un misterio.

Eventualmente deciden explorar ese misterio, lo que los pone en contacto con otro pequeño grupo de sobrevivientes, quienes – cómo si no lo hubieran escuchado antes – no saben si pueden confiar en Simone y Rasmus y viceversa.

The Rain comparte un tono de color muy similar a otra exitosa propiedad europea de Netflix, Dark; el cual no es nada brillante o esperanzador. La serie si es muy eficiente para llevarnos por la trama, compartiéndonos sólo la información que necesitamos para comprender lo que está pasando en la pantalla sin soltar detalles clave. Esto lo hace ideal para este tipo de plataforma, en dónde las preguntas sin resolver invitan a la audiencia a no separarse del televisor hasta obtener respuestas.

Si somos quisquillosos y le buscamos un problema a The Rain es que nos deja constantemente esa sensación de Deja Vu, esto ya lo hemos vivido si hemos visto películas como Annihilation, 10 Cloverfield Lane o casi cualquier otra película o serie con tema apocalíptico.

En The Rain, el enfoque del norte de Europa es ese elemento diferente, que será de mucha utilidad cuando descubramos que La Lluvia, es sólo el comienzo. Por cierto, Netflix ya confirmó que la segunda temporada de The Rain llegará en 2019.

  • 3
    Shares