Un monstruo híbrido entre Godzilla y los PowerRangers esta suelto en Corea del Sur… y parece estar replicando los torpes movimientos de una chica alcoholizada de Nueva York. ¿Espera que? Jason Sudeikis y Anne Hathaway no bromeaban cuando en varias entrevistas mencionaban que no podían explicar de una manera coherente la trama de Colossal, la bizarra y brillante cinta del escritor y director español Nacho Vigalondo.

Después de mucho meditarlo, Colossal, torpemente traducida al español como Ella es un monstruo es una película de fantasía sobre un monstruo gigante que en realidad es una sátira de los treintañeros que piensan que el mundo gira alrededor de ellos. Pero vaya que es inteligente, sorpresiva, emotiva y también profunda.

Anne Hathaway entrega una interpretación comprometida, divertida y fiera que tienes que ver. Ella es Gloria, una blogera de Manhattan que toma (al grado de alcoholismo) para olvidar sus problemas, como perder su trabajo y el que su novio (Dan Stevens) la haya corrido de su departamento. Con tal suerte decide regresar al pueblo en donde creció y tomar un trabajo de mesera en un bar propiedad de Oscar (Jason Sudeikis), un antiguo compañero de escuela de Gloria que busca conquistarla y la invita a pasar el rato con él y sus compañeros del bar (Tim Blake Nelson y Austin Stowell).

De pronto las noticias sacuden al mundo: Un kaiju colosal esta aterrorizando a Seul, destruyendo rascacielos y matando a cientos. Gloria al principio esta aterrorizada por ver en videos virales como la criatura destroza la ciudad, después descubre que está repitiendo sus movimientos, especialmente cuando camina borracha al borde del desmayo, en un parque cerca de su antigua escuela. Y se pone más extraño…

Un monstruo robot también aparece en Corea del Sur y parece estar copiando los movimientos de Oscar. Sudeikis, un maestro para cambiar de una persona muy amable a alguien despreciable, pierde poco a poco su perfil de caballero en brillante armadura y se revela como otro macho depredador. Y entonces la batalla comienza de verdad.

Vigalondo es un virtuoso de maravillas de bajo presupuesto (Timecrimes, Extraterrestrial), que logra varias escenas dignas de un spinoff de Pacific Rim de Guillermo del Toro. Pero es en realidad la historia detrás de este breve festín de efectos visuales lo que la hace verdaderamente innovadora.

¿Se trata de una película de monstruos con corazón? ¿O es la batalla de Gloria en este escenario mundial una metáfora de su cambio psicológico de auto-desprecio a la auto-determinación? De cualquier manera, “Ella es un monstruo” es seriamente imperdible.

Avance subtitulado de “Ella es un Monstruo”