Una chica polinesia se embarca en un rito de paso en Moana, una pequeña vivaz en un divertido viaje animado, que se eleva sobre las olas de un excelente soundtrack compuesto por el genio creador de Hamilton, Lin-Manuel Miranda y el icónico compositor y arreglista de Disney, Mark Mancina; acompañados de cantos rítmicos de Opetaia Foa’i, el vocalista principal de la banda fusión del pacífico del sur, Te Vaka.

El sonido juega un papel sumamente especial para proveer de autenticidad la motivación cultural de esta historia. Moana, quien recibe su voz en ingles de la pequeña Auli’i Cravalho, se siente inquieta en su isla de Motunui. Su misión es dirigirse al mar y recuperar una joya con forma de corazón que fue robada a la diosa Te Fiti por el semidiós Maui. A pesar de que Te Kā, una bestia enorme busca asustar a Moana de su meta, aún hay mas problemas por delante. Pero ya que Dwayne “The Rock” Johnson hace la voz de Maui, también habrá varias risas. Especialmente cuando juega con el anzuelo mágico que lo convierte en un formidable cambiaformas. Para latinoamérica, Maui será interpretado por Alberto Castillo a quien escuchamos recientemente como el Doctor Stephen Strange. Bueno, si por alguna razón prefieres las películas dobladas.

Durante sus aventuras con Maui nos queda claro que Moana cae más en la linea de princesas de Mérida (Valiente) que en la categoría de damisela en problemas. Moana va aprendiendo a ser independiente, la ausencia de un interés romántico (alias príncipe) y la revolucionaria manera en que su cuerpo difiere de la típica Barbie la separan de ese dañino estereotipo.

critica-moanaEl mayor problema al que se tiene que enfrentar es a su padre. ¿Y que adolescente no desafía a sus padres? Su progenitor ha prohibido que cualquier persona se aventure más allá del arrecife que rodea a Motunui. Esa política de quedarse en casa se revela en la canción “Where We Are”, mientras Moana, nacida para desobedecer, lanza un cambio en la balada, “How Far I´ll Go.”

Los directores John Musker y Ron Clements (La sirenita, Aladdín, La Princesa y el sapo), llevan una firma dirección de la historia hasta que Moana se encuentra en el mar. Pero hay distracciones inteligentes como una tonada de un monstruoso cangrejo en la voz de Jemaine Clement. Y por supuesto, Heihei, el desgarbado gallo que acompaña a Moana en su viaje heroico.

La pequeña insiste que no es una princesa, pero Maui no está de acuerdo. “Si usas un vestido y tienes un animal como compañero, eres una una princesa.” Tiene un buen punto, pero Moana tiene uno mejor. Es una chica con una misión y el cielo ayude al hombre, monstruo o semidiós que trate de detenerla.

Avance en español de Moana

Clip musical  We Know Away

moana_poster moana resen%cc%83a-moana-heihei