La anticipada cinta épica The Great Wall (La Gran Muralla) finalmente ha llegado a la pantalla, probando el terreno para un nuevo periodo de cooperación artística entre China y Hollywood. Al frente de la producción más cara en la historia del país asiático se encuentra el director Zhang Yimou, quien logra darle a La Gran Muralla una sensación de blockbuster fantástico sin comprometer su auténtico estilo visual.

Aquellos que se rasgaban las vestiduras por pensar que se trataba de otro proyecto de Hollywood en el que un blanco (Matt Damon) salva a China de dragones, pueden ahora tragarse sus prejuicios. William Grain, el personaje de Matt Damon, es un soldado mercenario que se encuentra con una fuerza de elite que lucha contra bestias míticas, a lo largo de la película es humillado, superado en inteligencia y re educado en las virtudes chinas de valentía, desinterés, disciplina e inventiva. Los extranjeros no se cubren de gloria; escapan, roban y se engañan entre ellos, brindando un poco de desahogo cómico ante tanta seriedad, mientras que los chinos demuestran sacrificio personal y disciplina.

A lo largo del tributo a la rica cultura china, existen varias secuencias de guerra y monstruos fantásticos altamente disfrutables. Pero desafortunadamente no lo suficiente creativas para evitar compararlas con El Señor de los Anillos y todos sus imitadores.

En cierta manera, La Gran Muralla me recuerda mucho la película de Antonio Banderas, 13 Guerreros (The 13th Warrior). Al asistir al cine pensábamos (equivocadamente) que veríamos una cinta de vikingos protagonizada por Banderas ¿WTF?, pero en realidad veíamos al actor español interpretar a un embajador persa que no estaba acostumbrado a los riesgos y la aventura. Al final, Banderas no es el héroe, simplemente es testigo de una magnifica historia creada por Michael Crichton. Este es el caso de Matt Damon en La Gran Muralla.

Más allá de la selección de los actores y el incesante y abrumador ataque de diversos efectos especiales, Zhang y sus guionistas de Hollywood han entregado una cinta de acción que sigue paso a paso la formula de cualquier película de monstruos. Aunque merece puntos por utilizar una época indefinida de China como trasfondo de la historia.

Definitivamente no será recordada como el mejor trabajo del director, pero sin duda entregó justo lo que se le pidió. A pesar de la falta de lógica en partes de la trama, el aspecto visual carga en sus hombros una película que nos brinda muchos “elementos culturales chinos”, incluyendo una hermosa toma de linternas tradicionales en el cielo en el funeral de un personaje.

¿De que trata La Gran Muralla?

La Gran Muralla se centra en la relación que China tiene con los extranjeros y en la leyenda de los Taotie, un grupo de monstruos come-carne que atacan la La Gran Muralla china cada 60 años para comer. Los mercenarios extranjeros William Garin (Matt Damon) y Pero Tovar (Pedro Pascal) sin saber nada de esto se topan con la muralla mientras intentan escapar de unas tribus, sólo para ser recibidos por un enorme ejército y la imponente revelación de una gigante estructura que se eleva por encima de la niebla.

A pesar de asegurar ser comerciantes, son descubiertos rápidamente, pero Garin logra demostrar sus habilidades como guerrero, ganandose gradualmente el respeto de la Orden Sin Nombre y su líder, el General Shao (Zhang Hanyu). Después de demostrar como matar monstruos con sangre verde, Garinn brinda su apoyo al Comandante Lin (Jiang Tian), mientras un sorprendido Tovar planea su escape con la pólvora de la Orden.

Avance subtitulado de La Gran Muralla

La Gran Muralla se estrenó en China el 16 de diciembre y ha sido bien recibida en general, obteniendo más de $200 millones de dólares. El elenco esta integrado por actores estelares de Asia y Estados Unidos: Matt Damon, Pedro Pascal, Willem Dafoe, Tian Jing, Andy Lau, Eddie Peng, Numan Acar, Lu Han, Vicky Yu, Bing Liu, Kenny Lin, Hanyu Zhang y Ryan Zheng.