Desde que fue anunciada, Logan ha sido comentada principalmente como la última ocasión en la que Hugh Jackman interpretaría el papel que lo inmortalizó: Wolverine. El actor de origen australiano recibió la oferta para realizar su primera película de Hollywood como un mutante y por más de 17 años le ha dado vida al longevo canadiense que se regenera en las nueve películas principales de X-Men (incluyendo bromas hacia él en Deadpool), pero ha llegado la hora de terminar este ciclo y colgar las garras. Además de como actor, dejar de torturar su cuerpo para poder cobrar un cheque.

No sólo es la última vez del actor en el personaje, también es la mejor. Jackman brinda una capa extra de arrepentimiento y lucha al mutante agobiado por su pasado, recordemos que es el único que recuerda todas las lineas de tiempo. Junto a su mentor, el Profesor X (Patrick Stewart), ahora convertido en un paciente senil y una pequeña llamada Laura; Logan resulta una historia de transición, es hora de pasar la antorcha a una nueva generación.

No les voy a contar aquí la historia de la película, porque eso les arruinaría la experiencia a aquellos que aún no la aún visto. Lo que realmente queremos saber, es ¿porque le tomó a Fox, tantos intentos para mostrar de una manera “FIEL Y CORRECTA” a un exitoso personaje del universo Marvel?.

X-Men Origins: Wolverine

El primer intento de contar la historia de un personaje es solitario es la peor película de los X-Men por un amplio margen. Literalmente arruinó al personaje de Deadpool y retrasó el proyecto de Ryan Reynolds. También canceló los planes originales de realizar varios spinoffs de diferentes personajes, aunque algunos elementos que funcionaron encontraron un espacio en X-Men: First Class. The Wolverine fue mejor, una experiencia más enfocada pero al final olvidable. La trama esta muy enredada y la única escena de acción que vale la pena es la del tren bala. Sin embargo todos nos quedamos con las ganas de ver a un Wolverine por lo menos un poco similar al de los comics. Violento y en modo Berserker.

Rompiendo el estereotipo de los “Comics”

Logan es una de las películas más adultas en lo que al género de Superhéroes se refiere. No sólo en términos de gore, sino en el tipo de historia que cuentan y como lo hacen. Por lo general, las películas fantásticas son históricas increíbles de seres sumamente poderosos que defienden a la Tierra de una amenaza global, con todas las de perder. Una formula ya bastante desgastada, pero que si se realiza bien, como casi todas las películas de Marvel, asegurarás cumplir con las expectativas, un blockbuster exitoso y tal vez el nacimiento de una franquicia. Pero no será muy trascendental.

El universo de los comics tiene 3 puntos clave en la historia. Tim Burton rompió los estigmas con Batman (1989), dejando en claro que una película que nacía de los comics podía ser un gran éxito de taquilla y mercadotecnia. Christopher Nolan re inventó el personaje y la manera de hacer las cosas con su trilogía, pero fue específicamente con The Dark Knight (2008) que demostró que las películas de superhéroes no sólo pueden ser taquilleras, sino de buena calidad, con temas cimentados en la realidad y drama a flor de piel. Heath Ledger se convirtió en el único actor que ha ganado premios y reconocimiento (además de un Óscar) por su trabajo en una película de este género. Después, Iron Man (2008) fue el primer anuncio de Marvel por entrar de lleno al juego. Sentó las bases de las historias de origen (que se han repetido como calca en Ant-Man y Doctor Strange) y lo más importante, fue el punto de arranque de un universo milimétricamente calculado y que ha sido extremadamente redituable.

DC triunfó con la trilogía de Nolan, Marvel sigue triunfando con la tercera etapa de su universo, pero Sony (Spiderman) y Fox (X-Men) se habían estancado, llenos de ejecutivos que no comprendían el material original, daban pasos torpes en la oscuridad, sólo para mantener en su propiedad los derechos que regresarían a sus dueños originales si no hacían una película cada X número de años. Ghostrider es un claro ejemplo, ya es propiedad de Marvel nuevamente.

Sony decidió aceptar que eran incompetentes y trabajar de la mano con Marvel para incluir al Hombre Araña en el Universo Cinemático de Marvel (MCU), resultando en un beneficio económico para ambas partes al incluir a Peter Parker en Captain America: Civil War y a personajes de Marvel en Spiderman: Homecoming.

¿Y Fox? Bueno, Fox no encontraba maneras para seguir cancelando Deadpool.

El Efecto Deadpool R

Fox no quería realizar Deadpool. Los ejecutivos no querían perder su trabajo y nadie quería ser recordado como aquél que autorizó gastar dinero en una película de un anti héroe “desconocido” y que por su clasificación, los “niños” no podrían ver en el cine. Sospechaban un estreno limitado con asientos vacios. Entonces “alguien” filtró un video de como podría ser la película, causando un hype sin precedentes, forzando la manó de Fox para aceptar realizar la película, pero con un presupuesto sumamente limitado. Ryan Reynolds, actor principal y una de las mentes creativas del proyecto, tuvo que pagarle a los escritores de su bolsa para tenerlos en el set.

¿El resultado? La película clasificación R era extremadamente fiel al personaje original. ¿Quien diría que lo que hizo popular al personaje en los comics, lo haría popular en el cine? La taquilla y la crítica fueron igual de favorables. Deadpool se convirtió en la segunda película clasificación R más taquillera de la historia, sólo por detrás de La Pasión de Cristo de Mel Gibson. Y hasta antes del estreno de Logan, es la #1 de las cintas de X-Men en todo el mundo y la #8 (de un total de 45) del universo Marvel.

Deadpool logró hacer entender a los estúpidos y grandes estudios que deben respetar el material original para tener un buen producto. Después de esto, la petición del director James Mangold para convertir a Logan en una película clasificación R, fue autorizada casi de inmediato.

Un nuevo mundo para Wolverine

Sería inocente decir que el hecho de hacer una película sólo para adultos, significa tener un éxito. No hay una cantidad de gore, lenguaje explícito, o desnudez que justifique el triunfo de una inversión. Pero la clasificación R le permite a una película hacer cosas que sería incapaz de lograr de otra manera.

Desde el principio de Logan, se establece que estamos en una película diferente de X-Men de lo que hemos visto antes; la primera palabra que dice el personaje es una “grosería” y su primera acción es defenderse de una pandilla de latinos de una manera sumamente brutal y gráfica. ¿Bueno, que esperábamos de un personaje cuya arma principal son unas garras de 30 cms?

A lo largo de la película, Wolverine es golpeado y cortado, con su factor curativo disminuido, lo que significa que cada herida deja sus marcas. Mientras que X-23 es una maquina de matar perfectamente aceitada, me recordó vivamente la manera de atacar de un Depredador o un Alien. Oculta en las sombras, con ataques fugaces, precisos y letales, del tipo que definitivamente la actriz Dafne Keen no podrá ver en el cine porque curiosamente tendrá prohibida la entrada. Aunque estuvo presente en un par de estrenos. ¿Es esto ilegal? En Cinépolis no dejaban entrar a personas de más de 27 años por no portar su identificación…

Jackman representa a un héroe completamente formado, porque, en este punto, eclipsa cualquier otra cosa. Esto permite a la película ir más allá de la acción de cortar y rebanar. Logan explora quien es realmente así como su dañada relación con el Profesor X y las penas que comparten. Laura representa no sólo la próxima generación y redención, sino sirve como un recordatorio de dónde viene, pero en un nivel más grande y tangible, significando que la tercera parte de la franquicia se sostiene en una sola cosa: Woverine.

Avance subtitulado en Español de Logan: