Universal lanzó su nuevo Universo Oscuro con el reboot de La Momia (The Mummy) esperando la presencia de grandes estrellas como Tom Cruise y Russell Crowe fuera suficiente para tener una exitosa franquicia entre manos. El estudio no obtuvo los resultados que quería en la taquilla local, con un débil debut de $31.3 millones de dólares; ni mucho menos con la crítica.

Muchos se preguntan como una película con tanto talento involucrado pudo salir tan mal y un nuevo reporte apunta a un sólo culpable: Tom Cruise.

Variety reportó que Cruise tuvo casi un control creativo completo sobre cada aspecto de la película, es su rol como productor. El actor-productor obtuvo, de acuerdo a su reporte, garantías por contrato para tener el control de muchos aspectos de la producción, incluyendo la aprobación del guión, decisiones de post-producción e incluso tuvo control sobre la mercadotecnia de la película y su fecha de estreno.

Aunque Tom Cruise y sus representantes rechazaron hacer comentarios sobre este tema, Universal Pictures publicó el siguiente comunicado negando que el control creativo del actor haya tenido un impacto negativo con la producción.

“Tom toma cada proyecto con un nivel de compromiso y dedicación que no tiene paralelo para la mayoría de los que trabajan en este negocio actualmente. Ha sido un verdadero socio y colaborador creativo y su objetivo con cada proyecto en el que se involucra es proveer a las audiencias con una experiencia verdaderamente cinemática.”

El reporte de Variety asegura que Cruise también dio la aprobación final del director Alex Kurtzman, sin embargo varios medios dieron a conocer que Kurtzman estaba a punto de firmar para dirigir La Momia en julio del 2014, mientras que el nombre de Tom Cruise se comenzó a escuchar en relación a la película hasta noviembre del 2015. Por otro lado, miembros de la filmación aseguran que se percibía que Cruise era el “verdadero director” supervisando varias escenas de acción de La Momia y “micro-dirigiendo” la producción.

Cruise también trajo a dos de sus grandes aliados para reescribir el guión; Christopher McQuarrie quien dirigió al actor en Misión Imposible 6 y el actor-escritor Dylan Kussman quien tuvo pequeñas participaciones en Jack Reacher y en La Momia de 1999 para mejorar su papel como Nick Morton. En el guión original, Nick Morton y el personaje de Sofia Boutella tenían el mismo tiempo en pantalla. Los nuevos escritores agregaron el giro de que Nick Morton era poseído, para darle un arco mucho más dramático. El actor también involucró a su editor de cabecera, Andrew Mondshein para re editar la película junto a Gina y Paul Hirsch. Cruise pasó muchas horas en la sala de edición cuando muchos aseguran que la película no funcionaba. Esto es lo que dijo Frank Walsh, el director supervisor de arte, sobre trabajar con Tom Cruise:

“Esta es una película en dos partes: antes de Tom y después de Tom. Había escuchado historias sobre como domina todo e insiste e insiste, pero fue increíble trabajar con él. El tipo es un gran cineasta y sabe su arte. El entrará a un set y le dirá al director que hacer, dirá – ese no es el lente correcto -, preguntará por los sets y mientras lo tomes en serio, es fácil trabajar con él.”

Sin importar el éxito o fracaso de La Momia, Universal ha dejado en claro que eso no detendrá sus planes de seguir adelante con el Universo Oscuro.